Entendiendo la movilidad

Como el nuevo concepto que debemos poco a poco ir asimilando, si pretendemos tener una mínima visión con respecto a lo que deberá ser en un futuro no muy mediato, nuestra ciudad y sobre todo el desplazamiento de sus ciudadanos. Las características esenciales que deben distinguir esta nueva visión para el desarrollo, con respecto al transporte de las personas, podrían ir en esta dirección.

Por Diario La Primera | 03 set 2012 |    

Debemos tener en cuenta para iniciarnos en esta nueva visión, el ritmo acelerado de la motorización, no es ningún secreto que existe desde hace por lo menos 6 años en nuestra patria, un franco crecimiento de la motorización, en Lima por ejemplo, se estima que en los últimos 6 años, aproximadamente se registró un aumento promedio del 12,5% anual de la motorización. Este ritmo nos conduce a pensar en sus sistemas vinculados, como la construcción de vías adecuadas, sistemas integrados de movilización masiva y la densidad del suelo no pueden mantener el mismo ritmo de crecimiento del parque vehicular, lo que resulta en una congestión del tráfico enorme, como la que estamos soportando. Ahora bien, también debemos considerar que nuestra motorización no es ni remotamente alta, comparada con otros países, más bien es de las más bajas, en Latinoamérica solo estamos por encima de Bolivia (calculada en función al número de vehículos por cada 1,000 habitantes). ¿Cómo explicarnos entonces este congestionamiento crónico vehicular en Lima? Un buen sistema de locomoción urbana masiva ausente, se presenta como la primera acción ineludible, pero de orden estrictamente técnico. ¿Pero es la única? No, no es la única. Existe una elevada y urgente prioridad que implica decisión y voluntad política de los que gobiernan hoy la ciudad que la administración Villarán ya la asumió y un compromiso ineludible de los MÁS para lograr que el transporte público masivo urbano funcione y funcione correctamente. Este binomio se presenta hoy como una gran oportunidad para cohesionar lo que nunca se ha logrado en nuestra ciudad, una autoridad representativa, producto de la voluntad de sus electores y ésta y los electores unidos en un mismo objetivo. Hasta mañana.


    Federico Battifora