Encuesta de agosto

A primera vista, la última encuesta de Ipsos Apoyo podría leerse como una repetición de la anterior por el dato de 40% de respaldo al presidente que hace decir a unos que se detuvo la caída de los meses anteriores, mientras otros opinan que con cambio de gabinete y todo el gobierno no capta más adhesiones como suele ocurrir en estos casos. De cualquier manera, debajo del número redondo hay otras verdades que algunos no toman en cuenta. Las puntualizo:

Por Diario La Primera | 21 ago 2012 |    

1) En el sector socio económico A (alto), el nivel de aprobación ha pasado de 46% a 54%, es decir, ha subido ocho puntos, mientras que en el B (medio-alto) ha subido de 42% a 51%, es decir, nueve puntos. Esto implica decir que en A-B, se ha concentrado la mayor expectativa en el cambio de julio, lo que está colocando el respaldo encima del 50% como fue a lo largo de casi todo el año.

2) En el sector C (medio-medio) la curva indica en cambio que la caída no ha concluido y que de 42% que se marcó en julio se desciende a 41% en agosto. En realidad, de abril a agosto la tendencia en este sector social ha sido continuada: 57% en abril, 49% en mayo, 44% en junio, y siempre para abajo.

3) El caso se asemeja al del sector D (bajo), que en julio y agosto se mantiene en 36%, que podría decirse que refleja claro escepticismo hacia los nuevos cambios, pero que si se le mira desde abril ha descendido 20 puntos en su aprobación al presidente. Algo para meditar.

4) El sector E (muy bajo) es, finalmente, el que menos aprueba al gobierno y al presidente (35%), con una merma de cuatro puntos respecto a julio, como si no se identificara para nada con la aparente nueva oferta oficial. Este sector cayó de 52% en mayo, hasta su actual posición, 17 puntos más abajo.

5) Si se toma en cuenta la base social de la elección de Humala, es evidente que los sectores que más respaldaron al presidente en las urnas son los que están ahora más distantes.

6) En términos regionales se advierte que los dos ámbitos donde Humala vuelve a perder respaldo, aún con nuevo gabinete, son el centro, que pasa de 44% a 41% de un mes a otro, y sur, que ya anda por el 33%, perdiendo dos puntos adicionales respecto al mes anterior. De todas las regiones del país, el bastión humalista por definición era el sur. Hoy es una cruz para el gobierno.

7) La región de Lima se mantiene invariable en 42% de un mes a otro, mientras el oriente sigue siendo por alguna razón el más entusiasta con un gobierno que ha hecho poco por ellos. El caso curioso es el del norte, que sube su aprobación en cinco puntos, de 35% en julio a 40% en agosto, algo que tal vez indique esperanza en que se resuelva por el prometido diálogo el interminable conflicto de Conga.

8) En cuanto a las razones que dan los entrevistados para apoyar a Humala, destaca su preocupación por los programas para pobres que también era el tema líder en el mes anterior, pero irónicamente los pobres no parecen muy contentos con ello.

9) Y respecto a las razones de desaprobación, ha aparecido un elemento que no era relevante en la medición previa: el alza de precios. Otros elementos son la falta de seguridad ciudadana, el que sea mentiroso y no cumpla lo que ofrece, y la falta de confianza.


    Raúl Wiener

    Raúl Wiener

    POLITIKA

    Analista