Enapu-Callao y la Geopolítica Portuaria Nacional (I)

El gobierno de Alan García ha entrado en crisis abierta ante la ilegal privatización que pretende imponer en el Puerto del Callao. Así como persiste la ilegal instalación de un monopolio exportador en el gas de Camisea, maniobra con ilegalidades para privatizar Enapu y entregar nuestro megapuerto a quien haga mejor lobbysmo en la corte oficialista del Poder Ejecutivo. Están haciendo negocio con el Perú como botín. Las pugnas en Proinversion por privatizar el Callao lo evidencian. Están disputando quién impone el otro “Paitazo”.

Por Diario La Primera | 30 set 2010 |    
En el gobierno las pugnas son entre lobbystas de la privatización. Se disputan a quién entregan la soberanía portuaria, a un monopolio o a un duo-polio, que expoliarían a la nación. El ministro Cornejo impuso unas primera Bases de privatización, transformando ilegalmente a Enapu de empresa administradora a “asociado” de papel, para que al parecer una empresa china Hutchinson sea el “asociante” operador. Ahora, el ministro Benavides modifica estas Bases con otro destino, rebajando las exigencias para un nuevo “corte a medida”. Se indica como posible beneficiario a la empresa Ports America Groups, mediana globalmente, vinculada a AIG, que asumió en USA negocios que dejó Dubai Ports (a cargo del muelle sur en el Callao), y que estaría asociándose con el grupo naviero portuario chileno que dirige Von Appen y que controla los almacenes extraportuarios en el Callao y el 75 % de servicios portuarios en el Perú.

El gobierno infla en el papel las inversiones estimadas en el Callao, sin planes reales. Las suben ahora a US$ 840 millones, pero “sujeta a la demanda”, siendo la real a comprometer de US$ 250 millones, monto que Enapu, sin privatizarse, puede conseguir de un socio financiero solo con su flujo de cargas en las próximas décadas.

Los puertos públicos, en el Perú y en el mundo, son territorios aduaneros y nexos intermodales en los cuales se deciden asuntos claves de la soberanía para el respectivo desarrollo nacional. Los cambios en el transporte marítimo mundial (contenedorizacion, concentración naviera, buques postpanamax, plataformas logística globales), obligan a los Estados Nación a tratar adecuadamente sus puertos públicos como elementos claves de la soberanía. El Perú es uno de los pocos países del mundo, en los que se pretende anular la condición geopolítica de soberanía de los puertos públicos. El gobierno ha bloqueado los puertos públicos del sur y el norte peruano. Ha “secado” Ilo y dedicado Matarani a cargas mineras, por lo que el Callao y Arica-Iquique son los puertos no mineros del Sur. Ha entregado ilegalmente Paita al grupo prochileno Cosmos-Tertir y sus mandos navieros de Von Appen.

Ahora pugnan entre lobbystas para entregar Enapu-Callao, con sus siete muelles y decisiva condición geopolítica suramericana, por US$ 250 millones. Esta es su geopolítica lobbysta, contraria a la nación. La Ilegalidad de esta privatización y sus pugnas es evidente. La explicaremos la próxima semana.


    Manuel Dammert Ego Aguirre

    Manuel Dammert Ego Aguirre

    Opinión

    Comentarista