En la víspera

De un aniversario más de la patria, nos tomamos la libertad de reflexionar un poquito sobre ella, partiendo de hechos que confirman lo que a continuación escribo, tomando como ejemplo lo que viene sucediendo en el Jr. Zorritos, con respecto al ente rector del Transporte Terrestre.

Por Diario La Primera | 27 jul 2010 |    

Hoy en nuestra patria se respeta muy poco la inteligencia y capacidad del peruano, el honor, la ética profesional y la dignidad deberían tener cabida dentro del gobierno de una institución pública y la normatividad un lugar preponderante, pero hoy no se toma en cuenta y se la viola de forma grosera, clandestina y sistemática. La corrupción lamentablemente campea por todos los rincones en nuestra enferma sociedad y nadie se inmuta. Vayamos a otro ejemplo, encuestas traducen percepciones que un 60% de la población aprueba la gestión política y administrativa de Castañeda y al costadito no más, el 55% de los mismos encuestados aceptan que en esta gestión de marras, existe corrupción, esto es gravísimo como sociedad. Escuchamos cada vez más seguido lo siguiente en el sector privado: no importa que cometan inconductas, con tal de que realicen obras y ojo que esto no solo lo repiten personas con poca formación cultural, también los de cuello y corbata con varios títulos y varias empresas en su mochila. En política, lamentablemente no se exige examen de admisión, ni remotamente un análisis profundo de su condición moral y menos su formación en lo referente a la estructura formativa personal de cada aspirante a político. Entonces cuando estos mequetrefes acceden a posiciones que implican poder, cometen inconductas, ya que asumen responsabilidades de Estado para la cual no son aptos, sin capacidad profesional y lo peor sin formación ética. Luego el Estado que somos todos los ciudadanos tenemos que recompensar a esta casta de incompetentes y malandrines encaramados en posiciones de poder que a través de los años han colaborado con la formación de este producto bruto interno llamado Perú. Hasta mañana.
Referencia
En la víspera

    Federico Battifora