En Carabayllo se goza lo justo

Escribo desde una cabina ciberespacial con los pómulos quemados de tanto sol.

Por Diario La Primera | 26 ene 2009 |    

Estoy en frente de un restaurante campestre repleto de gente y fugué de ese local para enviar estas malas palabras salpicadas de cumbia y cerveza y la alegría de saberse verano y nada más, con los cuerpos como son; en real grasa donde el dios Eros tiene pasamano por gusto y olvida eisha ya: Carabayllo rules! Es que en la avenida Trapiche se inauguró la nueva piscina y lo celebran con el Grupo 5 y se liba con la culebrítica en cajas de chelas que salen disparadas con los deseos de extinguir el domingo como se debe, en un “lo justo” flameando en la curva de sus sonrisas. La hermandad de la cebada lanza el cochito espumoso con la velocidad del latigazo de domador circense. Los más faites de Lima Norte marcan territorio. Las fans y las groupies desesperan y el intercambio de dígitos prevalece para el amor en las sombras. Los ojos lindos de la hija del dueño del recinto preguntan su destino en los míos. El número de celular entregado a la fan por uno de los integrantes es en pleno concierto; usa de mesita la consola y escribe con caligrafía nerviosa: “Me gustas mucho, te quiero conocer hoy”. Otro de los grupocinquinos me pregunta si su camisa le queda bien y le mentÑ Estoy tomando fotografías para mi blog y una adolescente llora por su autógrafo impedido. Una custer en la calle, contiene a los del grupo Los Del Barrio -fueron teloneros-, mostrando sus vasos de cerveza en el estribo donde siempre va el cobrador. Es tarde; me espera un largo camino hacia Barranco. De ella, tengo sólo su cel, su mail, sus ojos.


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe