En busca de la equidad en materia laboral

Uno de los temas que más preocupa a nuestro país es la necesidad de contar con mayores inversiones que impulsen la creación de nuevas empresas, y por consiguiente, la generación de miles de puestos de trabajo que requiere nuestro país.

| 11 abril 2008 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 562 Lecturas
562

Sin embargo, la inversión por sí sola no va a lograr este objetivo, se necesita que las empresas y los propios trabajadores cuenten con condiciones favorables para ambas partes. Es decir, se necesita que nuestro país cuente con normas que promuevan la creación de empleo, y a su vez que faciliten a los trabajadores el acceso a beneficios mínimos indispensables como es la salud.

Pero para llegar a encontrar ese punto medio es importante que todos los actores del campo laboral nos sentemos a discutir, pero partiendo de la realidad de nuestro país en donde la informalidad sigue siendo un hueso duro de roer, ya que cerca del 60% de la masa laboral se ubica en ese sector, es decir sin alguna protección. Si un trabajador informal se enferma no sólo no podrá atenderse adecuadamente sino que tendrá que dejar de trabajar afectando a su familia. Este es un tema prioritario, pero se deja de lado para buscar otras aristas que sólo benefician a unos cuantos.

Otra realidad del país son los sobrecostos laborales y tributarios que deben enfrentar las empresas, lo cual se suma a ciertas decisiones políticas inoportunas como reducciones arancelarias sin sustento, inercia ante la imparable caída del dólar que cada día golpea más a la ciudadanía – ojo, no sólo afecta a las empresas sino a todas las personas como lo señala el último Barómetro de la Universidad de Lima al que curiosamente no se le ha dado mucha difusión –, y los obstáculos que se pone a ciertas propuestas como la reinversión de utilidades que ayudaría a las empresas a cumplir con sus metas.

Ante ello es necesario buscar salidas imaginativas que nos permitan apoyar el crecimiento empresarial, beneficiar a la mayor parte de trabajadores y reducir gradualmente los elevados niveles de informalidad. Pero para ello hay que lograr un consenso, de manera que todos puedan salir satisfechos. Las imposiciones o algunas propuestas propias de la década del 70’ salen sobrando.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ing. Eduardo Farah

Opinión

Presidente de la SNI