El tamaño sí importa

Llevamos aproximadamente 20 años que los peruanos nos movilizamos en unidades pequeñas, para 12 pasajeros incómodamente sentados, más cuatro sentados a espalda del conductor y cuatro de pie medio doblados, 18 pasajeros transportados y a quién se le ocurrió permitir que estos vehículos ingresen al país.

| 21 agosto 2011 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1260

Pues bien, no nos corresponde hacer juicio de valor ni encontrar responsables, el asunto es que ésta es nuestra realidad y así estamos soportando dos décadas, pero como todo tiene su final y como dice el dicho no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, estamos ante el anuncio de la Sra. alcaldesa de Lima Susana Villarán, que manifiesta con decisión política y firmeza que las combis ya fueron.

De manera que dentro de muy corto tiempo la ciudad de Lima tendrá unidades de gran capacidad y, como hemos establecido para este artículo, el tamaño sí importa, porque por cada unidad de doce metros que transportará 45 pasajeros cómodamente sentados porque la distancia de asiento a asiento es de 65 centímetros, más otros 45 pasajeros parados cada uno con su accesorio para agarrase del pasamano, tendremos que cada bus de 12 metros remplazará a 5 combis.

Vamos a intentar brindar algunas recomendaciones para que en el proceso de renovación el efecto negativo sea menos doloroso en primer término para los propietarios de estas unidades pequeñas que saldrán de circulación.

No olvidemos que este sector apoyó la campaña de Fuerza Social y la primera recomendación es para la Sra. Alcaldesa que cuando se refiera a las combis no lo haga en forma despectiva, muy por el contrario darles las gracias porque la gran mayoría de propietarios son trabajadores despedidos de los Ministerios en la época de Fujimori que, al quedarse sin trabajo, con los incentivos que recibieron pudieron comprar una combi.

Decirles a ellos que ya existe el dinero para el bono de chatarreo, una segunda recomendación sería, quien desee seguir en el negocio tendrá obligatoriamente que juntarse y poner su unidad o el bono como parte de pago de una unidad nueva, existiendo en la actualidad una empresa proveedora que le puede brindar todo el respaldo para lograr el objetivo.

Una tercera recomendación sería que cada empresa presente la relación de sus propietarios y las propuestas que han adoptado para proteger o respaldar a éstos para que la autoridad tome conocimiento en qué condiciones quedarán.

No basta que solamente se presente el contrato de cesión de uso, sino que se presente si estos propietarios están haciendo el esfuerzo para continuar en este negocio invirtiendo en la renovación de su unidad, quien no tenga esa voluntad lamentablemente se quedará relegado.

Las reglas están casi claras, se han despejando algunas dudas, ya se tiene un norte, ahora nos queda empezar a trabajar en la elaboración del expediente para la autorización de la ruta conforme establece la ordenanza 1338.

Finalmente, quisiera recalcar que se necesita funcionarios de primer nivel que conozcan el sector, no estamos para improvisaciones, las tremendas inversiones así lo exigen.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...