El revés del derecho

Estamos asistiendo a uno de los absurdos y engaños más significativos de los últimos tiempos en nuestra ciudad, unos pocos VORACES EXPLOTADORES vendiendo a toda la ciudadanía la falsa idea que ellos representan a miles de sus realmente EXPLOTADOS.

Por Diario La Primera | 16 ago 2012 |    

Hoy convertidos en tres tristes gatitos defendiendo el HURTO a la ciudad de sus JEFES, hoy entre otros mafiosos, representados por el recientemente político fracasado, mejor conocido como el MUDO y el PIOLA que perdió sus chimpunes, cobijados en la trastienda de este negocio. MUYMUY, Baca y el Califa Calderón que equivocadamente por años asumen que les pertenece solo a ellos. La VÍA PÚBLICA pertenece a todos los ciudadanos por igual y es en esta propiedad de todos, en donde estos GAMONALES TESTAFERROS, hinchan sus alforjas de dinero, para los que están en la trastienda de este perverso modo de ganar dinero a costa de los riñones de sus choferes y cobradores que paradójicamente el DINERO les es suministrado por uno de los colectivos sociales mayoritarios denominados PASAJEROS, también propietarios de la VÍA PÚBLICA. Los USUARIOS que a la sazón, son crónicamente maltrados y perceptores de un pésimo servicio, representan el rol social de pasajeros y constituyen uno de los colectivos más importantes socialmente hablando. Se estima que los ciudadanos PASAJEROS, representan el 82,7% de la población citadina que necesita del transporte masivo público urbano para realizar sus actividades cotidianas por la ciudad de Lima. Por lo cual se constituye legítimamente en ACTOR MAYORITARIO como colectivo. Dicho esto y aplicando los EVANGELIOS del sistema que hoy rigen las actividades económicas, son propietarios mayoritarios del negocio, es decir los ciudadanos que con el aporte diario del costo de su pasaje aportan el capital para que el negocio funcione, por consiguiente, deberían ejercer su total y absoluto derecho a decidir lo que se debe y cómo se debe ejercer el negocio de transportar por la VÍA de TODOS, acreditando en esta función a la autoridad elegida democráticamente para ejercer esta tarea. Pero hoy ocurre todo al REVÉS, estos parásitos, llámense así a todo bicho que vive de chuparle la sangre al otro sin trabajar, pretenden que no se realice la reforma total de las estructuras del negocio de transportar a los propietarios mayoritarios de la VÍA de todos. Asistimos al REVES DEL LEGÍTIMO DERECHO. Hasta mañana.


    Federico Battifora