El reto de la eficacia social

El discurso presidencial de 28 de julio ratificó las principales promesas de campaña en materia social. El programa Pensión 65 para los adultos mayores sin sustento económico; la ampliación y mejora del programa Juntos de alivio de la pobreza; el programa CunaMás para la nutrición, estimulación temprana y educación de infantes; las becas para que los jóvenes destacados puedan proseguir estudios superiores; el apoyo a la agricultura familiar donde se concentra la pobreza.

| 09 agosto 2011 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 953 Lecturas
953

En materia de salud, el discurso presidencial incluyó el reforzamiento de la atención primaria de salud en zonas rurales; el SAMU – Servicio de Atención Móvil de Urgencias – para que en las ciudades las personas de toda condición puedan tener una rápida ayuda a sus problemas urgentes de salud; los nuevos hospitales para las provincias que no los tienen; el programa de acceso facilitado a los medicamentos genéricos. A ello se suma, en realidad, los demás programas sociales anunciados, que sin duda atacan de manera importante los determinantes sociales de la salud.

Si ya esta agenda presidencial parece amplia, el reto que tendrán los nuevos ministros y sus equipos de gestión será ponerlos en marcha al mismo tiempo que mantienen, amplían y mejoran la atención de los servicios existentes. En salud, por ejemplo, la necesidad de mejorar la calidad de la atención en los más de 7 mil establecimientos de salud y de reforzar los mecanismos que como el SIS y el AUS apuntan a asegurar el derecho a la salud de quienes no tienen recursos económicos, es fundamental. Articular las iniciativas y programas dentro de visiones de reforma y estrategias sectoriales, es fundamental.

En las próximas semanas, y en especial con la presentación del Primer Ministro ante el Congreso, deberemos tener mucho más detalle sectorial respecto de los planes sociales en el futuro próximo. Estos deben expresar, junto con la voluntad polìtica expresada el 28 de julio, las orientaciones estratégicas en cada sector y las reformas necesarias para mejorar la eficiencia y la calidad en todos los sectores y programas sociales. Un tremendo reto al que todos los peruanos debemos dar nuestro apoyo.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...

Pedro Francke

Opinión