El ‘pelo’ de Gianmarco

Gianmarco dejó a los ‘urracos’ congelados como unos témpanos. Los periodistas se volvieron ‘pingüinos’ y fueron a dormir temprano para no resfriarse. ‘Giani’ no fue al programa de Magaly porque considera que su disco “no es chollywoodense”. ¡Oh my god, por la Sarita Colonia, Sankukai y las vedettes del mañana que posarán desnudas en un night club de holograma! Qué discriminación, qué apartheid cultural expelió el cantante de sus encías que lo desnudó de pies a cabeza y de refilón cacheteó con un gesto asquiento a la líder de opinión más influyente del medio. Analicemos al detalle la expresión del baladista pues fue el mejor ¡ay fo! que se ha escuchado desde el “qué feo nombre, darling” de Un Mundo para Julius. Si la pitucada aceptó a Tongo, con Gianmarco ocurrió todo lo contrario; rechaza a lo ‘cholo glamour’ del Perú como oportunidad de mercado. ¿Acaso no sabe que cualquier familia del cerro El Pino se identifica con el término ‘Chollywood’, dándole legitimidad en su imaginario? Pero si él dice que el disco no es para un grupo determinado ¿para quién hace música Gianmarco? ¿Para los conductores de ‘Enemigos Íntimos’? La música de ‘Giani’ sólo es para el ‘Cocodrilo Verde’. O para el ‘Canta Rana’, si de lagarto en lagarto vamos. Esta ‘flatulencia’ es comparable a la de Raúl Romero cuando avaló la violencia en el caso La Cantuta. Claro que la de ‘Giani’ es cultural; ‘Chollywood’ no sólo incumbe al mundo del espectáculo que se propala en la ‘caja boba’ inca, también a la teleaudiencia que lo consume. Todo un país.

Por Diario La Primera | 19 jul 2008 |    

 


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe