El pan de hoy

Valor, costo y precio son términos que se emplean indistintamente. Costo corresponde a los gastos necesarios para lograr algo. Precio es la cifra en que se transa una venta, la que debe cubrir el costo más una ganancia. Valor es la medida del beneficio que espera obtener el comprador. Comprar es obtener mayor valor que el precio.

Por Diario La Primera | 16 set 2008 |    

En el suministro energético del Perú a largo plazo, la primera preocupación debiera ser la seguridad energética con un alto grado de independencia, al menos en lo eléctrico. Seguridad energética es la razonable certeza de poder contar con el abastecimiento a un precio adecuado. La independencia implica depender sólo de los propios recursos naturales.

Uno de los mayores obstáculos es mantener precios adecuados para el crecimiento. Antes de la Ley de Concesiones Eléctricas, la tendencia fue a precios eléctricos bajos con discrecionalidad según el destinatario final. Esa conducta le hizo tanto daño al sistema eléctrico de los años 80 como el terrorismo. Este último destruía la inversión, o sea las instalaciones que con sacrificio construía el Perú. La tarifa de fines de los 80 dejaba sin recursos al mantenimiento. En la presente década retornó la promesa fácil del precio barato. La consecuencia: significativo aporte a la crisis eléctrica de hoy y a su grisáceo panorama inmediato.

Como país de variados recursos, contamos con 2 principales para producir energía eléctrica: gas natural e hidroenergía. La segunda es un recurso renovable. El primero es extinguible. Salvo profundas diferencias en costos o carencia de recursos financieros, el sentido común dicta utilizar primero lo renovable. Estamos haciendo exactamente lo inverso: un despilfarro del gas en termoelectricidad de baja eficiencia en el aprovechamiento. ¿Porqué? Porque es la única vía de mantener tarifas baratas… mientras dure Camisea. El corto plazo se devora al largo plazo. El pan de hoy puede convertirse en el hambre de mañana.

¿Cómo deberíamos proceder? Partamos por fijar el valor de la energía eléctrica. Debemos aprender que la energía más cara es la que no se tiene cuando se necesita.¿Hasta que límite? Al planificar sistemas eléctricos, es criterio el Costo de Racionamiento. Es lo que un consumidor está dispuesto a pagar para evitar el racionamiento, acudiendo a una fuente alternativa. En el Perú está fijado en US$ 0.25/kWh (kilowatt – hora). Representa un valor extremo, un límite. Se busca producir a costos muy por debajo de ese valor.¿Hasta que límite se puede llegar?

La pérdida por detener un proceso productivo por falta de energía eléctrica identifica, así, el valor de contar o no con ella. Es el precio límite, con tal de contar con el kWh faltante. Indica también que, mientras el costo de producir energía esté bajo ese límite, es tarea factible.

¿Cómo determinar el valor del gas para la generación eléctrica? Determinando primero el costo eficiente de generar energía hidroeléctrica; ejm: US$ 0.05/kWh. Si éste – como sucede en la práctica – es sustancialmente menor que el Costo de Racionamiento, entonces es viable. Ese mismo, debería ser el costo permisible para generar energía eléctrica con gas natural, en ciclo combinado. En cálculo inverso, conocido ese costo, se debe determinar el costo del gas que permita la igualdad. Ese es el valor del gas; por ejemplo: US$ 4.50 por millón de BTU. Si su precio es inferior, el Estado puede equipararlo mediante un impuesto. Y enderezar el sistema eléctrico.

Referencia
El pan de hoy

    Carlos Herrera Descalzi

    Carlos Herrera Descalzi

    Opinión

    Columnista