El Océano

Siendo el hábitat existente más grande, el océano contiene más de 1,400 millones de metros cúbicos de agua salada, ocupando el 71% de la superficie terrestre. Con inimaginables cantidades de especies marinas, muchas de las cuales moran en zonas inexpugnables y extremas, son aún desconocidas para la ciencia e ignoradas por el ojo humano. Se considera que de las más de 200 mil especies marinas, entre plantas y animales, el 98% viven sobre el fondo marino, y sólo un 2% nadan libremente.

| 21 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1094

Fundamental para la existencia y desarrollo de la vida humana, regulando el clima terrestre, el océano es un complicado y delicado hábitat de faunas y flores marinas, que ante la contaminación de sus aguas, propicia el quiebre de la cadena alimentaria de las diversas especies marinas. Desde los inicios de la humanidad, el océano ha servido como fuente de recursos alimenticios, medio de transporte, reserva de agua dulce mediante la transformación, y hasta como vertedero.

Mientras que científicos y ecologistas exigen protección para los océanos, los intereses económicos siguen presionando para exprimir al máximo la rentabilidad de los mismos, sin importar las consecuencias. Y cuando escasean y se reducen especies determinadas, la alta tecnología permite a la industria pesquera irresponsable, escudriñar y arrasar con los más recónditos lugares que hasta hace pocos años permanecían vírgenes, como las primeras cinco millas costeras y reservas naturales de nuestro país.

En los años 50, la pesca mundial bordeaba apenas las 15 millones de toneladas, y en la actualidad alcanza los 120 millones de toneladas anuales. Y la flota que actualmente pesca en océanos y mares del mundo, superan los 3.5 millones de barcos pesqueros; de los cuales el 1% pertenece a la categoría de grandes barcos industriales. Este 1% es responsable del 60% de toda la pesca mundial.

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), el 70% de las pesquerías están agotadas o casi agotadas, por el deficiente control. Además, las especies de aguas más profundas se reproducen muy lentamente, no pudiendo soportar el ritmo de extracción al que están siendo sometidas.

Siete de las diez especies más apreciadas, las cataloga la FAO como completamente explotadas o sobre explotadas, como la merluza, bacalao, anchoa, sardina, anchoveta, entre otras, las cuales se encuentran en grave peligro durante largos años.

El Centro de Estudios Avanzados de Blanes, España, considera que si la presión pesquera continúa, hacia el año 2050 todas las especies que se pescan, habrán llegado a una situación de colapso. Es decir, quedará menos del 10% de la abundancia de hace 50 años. Y aunque siga habiendo peces, serán tan escasos que resultará poco rentable salir a pescarlos.

El Océano tiene una enorme repercusión en el clima, y su papel es tan importante como el de la atmósfera. Atrapa medio millón de toneladas de carbono al año. Además el Océano actúa como amortiguador del calentamiento global. Desde 1955 ha absorbido 20 veces más calor que la atmósfera.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar

Deje un comentario