El mucamo

¡Qué buena! O sea, Marco Tulio hablaba estupideces todas ellas referidas a dinero para despistar al enemigo, para que cuando lo detectaran dijera: cayeron, porque yo sembré toda esta historia, que sin duda es más increíble que el millón de firmas de febrero o que la revocatoria fracasó por el juego de las fechas si nunca estuvieron siquiera cerca de las 400 mil a que estaban obligados.

Por Diario La Primera | 21 julio 2012 |  1.5k 
1520  

José Luna ha dicho que él nunca pagó los gastos de la revocatoria que, como se desliza del diálogo interceptado, tenían que ver con pagarle a los firmantes, a los que llevaban los planillones y al propio grupo dirigente donde Marco Tulio cobra fuerte.

Todo el mundo dice que Luna, Castañeda o cualquier otro podían haber dicho que aportaban al fondo para sacar a la alcaldesa, pero todos lo niegan, lo que explica por qué una especie de banda se hizo cargo de la tarea, de ahí que se traicionaran entre ellos.

Castañeda, ya sabemos, no habla. Pero ha estado mandando a sus válidos para que negocien puestos para Solidaridad Nacional en el gobierno de Humala, ya que el sueño de volver a Lima se les ha hecho más complicado.

Aldo M sigue diciendo que el problema es el Reniec, porque la revocatoria se hacía sola o a pesar de Marco Tulio y por qué los caviares no condenan los audios que han desenmascarado la farsa de la revocatoria y el triste papel de los políticos que esconden la mano, cuando si se los hicieran a ellos... él aplaudiría.

Dice Marco Tulio que los políticos que tienen organización, y se refiere directamente al “Lucho” que ya sabemos, tratan a gente como ellos: Gutiérrez, Vidal y otros como sus mucamos. Es decir los que le tienden la cama para que lleguen a la alcaldía y la presidencia.

Y, como es obvio, no hay solidaridad ideológica normalmente entre la servidumbre y el que parte la torta. De ahí la reiteración del tema del dinero. No es Villarán, no es Lima, no son los fantasmas del cándido M lo que cuenta, sino medio millón de soles, todos juntos.

Ah, y de paso el turbio Marco Tulio nos “siembra” un dato que es una delicia: cuando Lucho vuelva a guardar silencio en condición de alcalde de Lima, al buen Marco Tulio lo volverá a llamar para asesorar al Municipio de Lima por 77,500 soles mensuales. ¿Alguien cree que dijo esto para sorprender a sus escuchas o por el contrario lo que hizo es demostrar qué clase de lazos lo ligan a Solidaridad Nacional y cómo se manejan las cosas en el partido amarillo.

Si quieren averiguar por qué Marco Tulio recibía un estipendio que haría temblar de envidia a la jefa de la Sunat y al contralor Khoury, puedo dar un dato. Es el caso de la ordenanza de diciembre de 2009, cuando el castañedismo estaba a días de su salida y decidió “formalizar” las actividades económicas –incluidas las industriales y contaminantes-, en zonas en las que las normas originales no lo permitían.

En otras palabras primero vino la ocupación ilegal y luego la Municipalidad le dio carta de ciudadanía, cubriéndose con que esto ayudaba a los pequeños y microempresarios, pero que como ocurre en la zona de Huachipa abarca grandes actividades industriales que descargan químicos en los ríos y afectan el carácter residencial, agrario y turístico del lugar.

Marco Tulio fue asesor de la gente de Huachipa para defenderse de estas empresas depredadoras. Pero luego elaboró la ordenanza para favorecer a las industrias. Por eso recibía 77,500 soles.

Referencia
Propia



    Raúl Wiener

    Raúl Wiener

    POLITIKA

    Analista

    Loading...

    Deje un comentario