El millonario e irregular negocio harinero

La fabricación y comercialización de harina de pescado, representa actualmente uno de los negocios más millonarios del mundo, pero en nuestro país está basado en una gran informalidad, pesca ilegal, insignificante contribución tributaria, régimen abusivo contra los pescadores y trabajadores, y hasta apelando al lavado de dinero.

| 09 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 872 Lecturas
872

La incursión de grandes comerciantes en nuestra pesquería, interesados solo en hacer dinero de manera rápida y minimizando costos, han provocado desde hace años procedimientos arbitrarios, contra el medio ambiente, la pesca artesanal y la economía fiscal. La dación de la ley de cuotas, que beneficia a los harineros, postergando el hambre poblacional; la “Pesca Negra”, que les permite un gran porcentaje de pescado completamente gratis; el incumplimiento del 22.4% del valor de la pesca a los pescadores, quienes guardan silencio ante la amenaza de ser desaforados, y hasta el desvío de grandes sumas de dinero a paraísos fiscales, de las exportaciones industriales, sumados a la casi nula obligación tributaria, redondean un cuestionado pero opulento negocio, reservado a un pequeño grupo de industriales harineros.

Las medidas de mejor control, recientemente decretadas por PRODUCE, han venido provocando en los últimos meses, interesadas manifestaciones y pronunciamientos contra la ministra Gladys Triveño, financiadas por los industriales pesqueros, en busca de su destitución, a fin de mantener las condiciones irregulares, que aún cubren sus depredaciones y fraudes. Frente al fracaso de indisponer a PRODUCE, y ante la pública percepción de sus malversaciones, los harineros pretenden sensibilizar a la opinión pública, con un supuesto interés de empresarios asiáticos, en adquirir la industria harinera, la cual aceptarían ante: “el maltrato mediático, la hostilidad verbal y administrativa de las autoridades, así como las cuotas reducidas de pesca que vienen afectando sus ánimos”.

Desde inicios del año 2000, empresarios asiáticos incursionaron en nuestra producción de harina, alquilando fábricas con resultados desalentadores, por la informalidad de la actividad, salvo la empresa China Fishery Group (CFG), que es administrada por profesionales peruanos. Resulta poco creíble que los industriales nacionales, pretendan vender la actividad harinera, y renunciar a sus lucrativos beneficios.

Nuestra denuncia a la 4º Fiscalía Penal por Lavado de Activos, contra el empresario Samuel Chumbes Perfecto, quien en su manifestación deja en evidencia su responsabilidad, está a la espera del informe de la SUNAT; ante la cual y mediante el expediente 2012-117920-0 del 16.03.2012, el ciudadano Eduardo Burga Delgado, solicitó una severa investigación por el mismo delito de lavado de activos. Es preocupante que mientras el Presidente de la República y el Primer Ministro, alientan a la población a denunciar los actos de corrupción, funcionarios de la Superintendencia Nacional Tributaria, sean voluntarios dilatadores de las investigaciones, y consecuentemente de las severas sanciones que correspondan.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar