El huevo o la gallina

No se entiende por dónde doblan las curvas, en este serio problema de cómo encarar el NUEVO MODELO del transporte urbano.

| 10 noviembre 2011 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 921 Lecturas
921

Se realizan reuniones y foros, se instalan mesas, dizque que técnicas, con más fariseos que la sobre oferta de taxis. Con ansiosos representantes de entidades financieras y codiciosos vendedores de ómnibus que cumplen estándares del bus patrón y los que se quedaron con los crespos hechos, tratando de convencer a la autoridad que el modelo antiguo, el euro II, también es moderno, como el euro IV, pero todos con una sola idea al frente; VENDER, porque un extraordinario negocio está en ciernes, por la necesidad irrenunciable de renovar la obsoleta flota del transporte urbano. Pero también tienen algo en común, a ninguno le interesa la Prevención en Seguridad Vial, ni coómo reducir drásticamente la siniestralidad en la vía pública, a nadie le interesa si el chofer trabaja las horas correctas y cómo se alimenta, a nadie le interesa si el AFOCAT paga sus compromisos con los accidentados, a nadie le interesa si los ciudadanos más pobres que son los grandes clientes de este gran negocio, finalmente, podrán trasladarse en mejores condiciones de seguridad, orden, limpieza y respeto, a nadie le interesa cómo resolver el sin vivir del caótico tráfico en la ciudad, etc., etc. Se me ocurre algo, ¿Porque no aprovechar esta gran oportunidad que tiene hoy la autoridad de turno y embarcar a estos dos grandes actores de este escenario estrictamente mercantilista y comprometerlos con un porcentaje del gran negocio que está a la vista, para que inviertan en Prevención en Seguridad Vial en Lima? ¿Qué es primero, el HUEVO o la GALLINA? Gran interrogante del hombre desde que se puso a pensar. En nuestro tema, cómo instalar en Lima el NUEVO MODELO de movilidad, pasa necesariamente por involucrar como eje central de todo el proceso al factor humano, por consiguiente, como ya existen las gallinas y por ende los huevos, dejémonos de huev……..y empecemos a trabajar con el gran transformador de cualquier proceso histórico, el ser humano, lo otro son necesarias herramientas que el hombre las usará correctamente, si se le reeduca correctamente al que las hará funcionar. Hasta mañana.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...

Federico Battifora

Rompemuelle