El hombre de las zapatillas nuevas

De casualidad escuchó que la chica que le gustaba en el trabajo se fijaba con mucha atención cómo le quedaban las zapatillas a los hombres.

| 22 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 532 Lecturas
532

Fue en aquel tiempo que empezó a comprar al menos dos pares de zapatillas en una quincena. Como no ganaba mucho, el comprar zapatillas nuevas había malogrado su presupuesto, tanto que se había convertido en el hombre de la camisa raída, de los pantalones viejos, de la casaca fuera de moda, pero de las zapatillas nuevas.

Sus amigos empezaron a mirarlo de manera extraña porque casi todos los días iba al trabajo con zapatillas distintas.

Una tarde de otoño después de lucirse con varias zapatillas nuevas frente a la muchacha decidió declararle su amor a Lizbeth, una chica linda, inteligente y tierna, pero con una extraña obsesión: las zapatillas nuevas.

Ella también lo quería, pero ni siquiera ella lo entiende ahora por qué le dijo a Pedrito cuando éste le declaró su amor. ¿Qué le dijo? Le dijo: “Solo te he visto con 20 zapatillas distintas, cuando tengas 60, hablamos”.

Aquella tarde Pedrito sufrió mucho y lloró como nunca y lamentó haberse enamorado de una chica con un obsesión extraña. Pero, como la amaba tanto, hizo todo lo posible para comprar los 40 pares que le faltaba para el sí. Hizo polladas en su barrio, hizo “juntas” en su trabajo, revendió entradas en el estadio, vendió CD en la puerta de los mercados.

Cuando llegó a la meta, le dijo Lizbeth: “Ayer compré el par sesenta, ahora quiero el sí”. Ella lo miró con pena y luego con emoción.

—¿Qué pasa, Lizbeth, acaso (cómo se llama, cómo se llama), no me quieres?

—Sí, claro y me siento halagada que hayas comprado 60 pares de zapatillas solo por agradarme.

—Es que te quiero.

—Yo también te quiero, pero antes de darte el sí tengo que confesarte algo.

—¿Estás con alguien?

—No, loco. No soy obsesa. En realidad el asunto de las zapatillas es una prueba que te puse y lo cumpliste. Te quiero.

—Cómo se llama, cómo se llama. Yo también te quiero.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

1.00120210648