El gatito y la zorra

Remontémonos a los años de guerra entre Chichalandia y el Perú. Los dos bandos afinaban sus artillerías desde un continente hacia el otro.

Por Diario La Primera | 09 ago 2010 |    

El periódico El Rey Kat en sus Siete Vidas cobró tanta notoriedad que su caso más sonado llegó hasta el oído del Papa y todas las catedrales clavaron las noticias en sus periódicos murales y hasta los toribianitos habían dedicado parte de la letra en su canción chupa cohete. El Gato PoP, ahora llamado MalapalaOptimus -por orden de los altos ministerios-, practicaba, mismo Karate Kid (del enano de Smith), su patadita del cisne, adentro del clóset porque la oscuridad le da brillo, animándose a salir sólo si encuentra la rata, claro está. PoP era el primero en la línea de fuego, en la era posnuclear donde los humanos habían perecido y sólo los animales han tomado los países y sus comportamientos. De pronto, endiablada como ella sola apareció la zorrita, directamente desde el país de los videojuegos, un distrito federal de Chichalandia; vestía costuras Gerard Privat, come en el Tanta y se vinagra leyendo una columna; sin embargo iba con una hostia mojada con pisco 7.9 la necesaria para emborrachar al gato y así dar triunfo total por derrumbamiento de general. La zorrita se arregla los pantalones, declara a los medios, se agarra la bragueta y le dice al gato: “ven, pe, carajo, te espero acá, chétumae soy bacán, mira que estás solo y yo manejo a los sinchis y a los roca”. El gato Pop, o mejor dicho MalapalaOptimus, esconde su garrita, se tira la gorrita para atrás y se hace posición gato pide dinero para en el porvenir de un chifa, posición que le había enseñado Lord Cipri; abre un libro de Miyamoto Musashi, los 5 Anillos, la misma que un día le dio la victoria frente a los cuyes bravos en el dojo de la Asociación Peruano Japonesa. Gato afila su espada. El Zorro, más hígado que nunca, revienta en ácidos y se vuelve sólo un firefox, un producto software pirata entre los organismos internacionales defensores de la libertad de prensa. (Esta historia continuará. No me chupo, tampoco piso el palito).

    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe