El frente de Simon

No sé si Yehude ha lanzado una línea política con eso del frente entre la izquierda madura y el APRA, o si lo que ha querido hacer es recordarle a García uno de los temas que negociaron antes de que lo anunciaran como primer ministro. Si fuera lo primero, se trataría en verdad del estreno más desafortunado de una propuesta, que ha conseguido mostrarse absolutamente inviable cuando sus destinatarios: los izquierdistas que le eran más próximos y los apristas que tienen la manija del viejo partido, la han desestimado a toda velocidad.

| 25 febrero 2009 12:02 AM | Columnistas y Colaboradores | 414 Lecturas
414

Y no se diga que Yehude no sabía que su aliada del 2006, Susana Villarán, no iba a ir un solo paso en la dirección del proyecto, porque ya lo había escrito varias veces desde que aceptó el premierato. Y sin Susana, ¿qué podía esperar de los demás? Cierto es que Yehude ha dicho que hay otra izquierda más allá de Susana, Diez Canseco, Breña, Lynch o Francke, pero el problema es que nadie ha oído hablar de ella. Tampoco García o Mauricio Mulder. Lo que se sabe, en cambio, es que en Lambayeque, la base más fuerte de Simon, se ha dividido en torno a la idea, reduciendo aún más la fuerza política de Simon.

La otra opción es que Yehude no haya querido proponer ningún frente, sino subrayar que ya hizo un acuerdo con el presidente que va hasta las siguientes elecciones. Y que lo que está sintiendo es miedo a ser echado pronto del gabinete y que García se vuelva a zurrar en sus promesas. A pesar de haber negado tres veces que habrán nuevos cambios de ministros y que Cabanillas haya llegado para finalmente desalojarlo, la desesperada reacción de Simon de saltar al debate sobre las alternativas al 2011, revela que está sufriendo un vértigo de caída y que no tiene la menor idea de lo que puede sucederle después que desaloje la PCM.

García no ha dicho una palabra sobre el frente de su primer ministro, y sus escuderos Mulder, Gonzales Posada y otros han procurado ser condescendientes afirmando que hay que ser leales con quien lo ha sido con ellos, en el peor momento. Esto parece una señal de que el ex presidente de la región Lambayeque recibirá algún sitio en la lista aprista del 2011 por ese departamento y tal vez alguno de sus amigos. Pero lo que es claro es que el APRA tiene que considerar demasiadas variables antes de interesarse en una “izquierda madura”, que está empezando a hacerse senil. A Yehude le van a agradecer de múltiples formas su contribución a tapar la corrupción y a Alan García, y su aporte a parar al movimiento social con promesas de diálogo que no han resuelto ningún problema. Pero no lo van a equiparar con alianzas reales, como las que se plantean con el fujimorismo y otros.

Loading...



...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista