El espía

Con el perdón de los patriotas, pero esa historia del espía, soltada justo cuando el presidente se encuentra fuera del país, tan armadita como para que calce como anillo al dedo a su desangelada campaña pro desarme, con tanto tira y afloje, me suena rara, por decir lo menos.

| 15 noviembre 2009 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.1k Lecturas
1159

Para empezar habría que averiguar qué carácter tiene la información que el tal Ariza pasó a los chilenos y cómo es que estando el sujeto en prisión hace un mes, tal como lo reveló el congresista Juvenal Ordóñez, recién el caso aparece en los medios.

No se entiende cómo el tenebroso espía que, según sus acusadores, estaba siendo vigilado e investigado desde hace dos largos años, continuaba en su chamba de Inteligencia de la FAP como si nada y no captó cómo pudo pasar a Chile información de altísima importancia.

¿En qué quedamos? ¿Soltó una pepaza o solo pasó chismes de cama? También resulta sospechosa y una coincidencia misteriosa, que un día después de conocido el hecho, una portátil ruidosa se plantara frente a la embajada chilena. No sé por qué, pero me recordó a la que se instaló ante la de Nicaragua pidiendo la cabeza de Pizango en los días posteriores al “Baguazo”.

Chile es un tema tremendamente sensible para los peruanos, nos engancha de todas maneras porque no solamente nos ganó la guerra sino ahora somos su público comprador cautivo de luz, ropa, medicamentos, víveres, etc., y encima está lo de los límites marítimos, donde los rotos persisten en pasarse de la raya.

Creer que el gobierno pretende defender lo peruano y jugarse por entero ante Chile no resulta muy lógico después que hizo las piruetas y metió los cabes necesarios para que el TLC con Chile pasara sí o sí, incluso sin consulta al Congreso.

¿No será que en su último tramo y con un magro porcentaje de aprobación, el gobierno pretende enarbolar el tema de Chile para aglutinar tras de sí a las fuerzas que hoy le son esquivas?

Si lo logra, no sólo podría tentar un honroso término de gestión, sino hasta le vendría de yapa una Fundación sobre desarme pagada por la cooperación internacional para el jubilado García del 2011, una vez concluido el último gobierno del APRA.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Rosa Málaga

Crónicas pasajeras

Deje un comentario