El empate de Cristal

El fútbol es el único deporte que puede cambiar de un momento a otro en el desarrollo del partido y ser determinante. En el último mundial, Brasil tenía controlado a Holanda, de pronto llegó un autogol de Melo. Esto puso nervioso al resto del plantel y Sneijder convirtió el segundo. A partir de allí, los europeos pudieron anotar por lo menos dos goles más. Hubiesen terminaron goleando a un equipo que los dominó todo el primer tiempo.

| 08 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 547 Lecturas
547

Cristal era dominado, pero convirtió un gol y se fue con la ventaja a su favor. Bien pudo empatar Libertad al sancionar un penal “escandaloso”. En la segunda parte, Libertad se fue para adelante y en los contragolpes, la defensa paraguaya no era apoyada por sus volantes.

Máximo retrocedían cuatro. Pero por lo general eran dos o tres. Igual número a los atacantes celestes. Teniendo solo un poco de convicción, Cristal hubiese marcado dos o tres tantos más.

Pero es un gran defecto de la mayoría de los jugadores peruanos. Creemos que con uno o máximo dos ya tenemos el partido resuelto y no matamos al rival. Entiendo que Libertad es un buen equipo y seguía siendo peligroso. Pero insisto en que la defensa paraguaya ya no tenía apoyo. Era muy vulnerable. Y un técnico tiene que aprovechar esa circunstancia.

Fue el mismo caso del Garcilaso ante Cerro Porteño. Los paraguayos estaban desesperados por anotar y su defensa ya no recibía apoyo. Por eso los cusqueños pudieron anotar, pero increíblemente desperdiciaron un segundo tanto que estaba al alcance de la mano.

Cristal tenía la victoria en su mano. Pero no somos fuertes de mente. Lo que le ocurrió a Cristal le pasó también a los equipos ecuatorianos y bolivianos. Barcelona de Guayaquil ganaba 2-0 a Nacional en Montevideo y le empataron en el tiempo de compensación. Señores, no es casualidad.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com