El ‘DNI’ de la catarsis

Siempre reviso la bandeja de mails de esta columna. Hay de todo. Desde los hepáticos puyazos: “tienes un estilo que homenajea al rococó, eres atosigante”; “eres un remedito chicha de César Hildebrandt” -¡ouch! éste llegó desde Los Ángeles; ‘master jedi’ Lévano, ¡somos internacionales!-; y también de los otros: “tienes una prosa chispeante”; “te siento familiar”; “¡sigue burlándote de los dioses peruchos!”; “eres diferente, luis, ¡peruanazo!”. En fin. Que manejes una columna no te hace superior a nadie. Pero sí tienes una responsabilidad: no traicionarte jamás. A veces me dicen outsider, poeta, loco; otras veces, ‘maestro’. Pero sólo soy un ánima en tránsito, tan inasible como uno de la casa ‘Matusita’. Un día, un publicista me dijo “asesino”. El arte de la espada no lo practiqué en vano y les va un saludo a los amigos kendokas del Peruano-Japonés. Cuando voy a La Primera, escucho a los de mantenimiento, a los de seguridad. Sus impresiones sobre la columna valen oro. Ellos son mi ‘Ibope Time’, mi medición del ráting. A ellos les dedicó este ‘DNI’: “10547710. Luis Francisco Torres Montero, sagitario y donante de órganos, ‘original electric’ de Barranco, del lado ‘bravo’, con los ‘espíritus chocarreros’ y el loco ‘Achote’ rules!; come en ‘agachaditos’ y le encanta escribir acompañado de música hip hop. Su firma es una cabecita cachacienta que saca la lengua. Es ‘defensor’ ad honórem de la bailarina Leysi Suárez. Es cantautor y pone sorda a su gatita blanca”. Con este ‘DNI’, mi escritura se revitaliza. La política peruana me resiente el alma. Su poder es una radiación ‘contrasentimental’ y sólo puedo ‘eliminarlo’ con este corte de ‘espada’.

Por Diario La Primera | 01 ago 2008 |    

 


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe