El cuestionado juez César Vega

Hace pocos días se divulgó una grave denuncia por actos de corrupción, formulada por Margaret Huamán Ponce, secretaria del 27° Juzgado Penal de Lima, contra la jueza María Cabrera Vega, por haber recibido una considerable cantidad de dinero, de manos de los parientes directos del futbolista Paolo Guerrero,

Por Diario La Primera | 07 set 2010 |    
en la vivienda del actual presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, César Vega, quien, como todos sabemos, tiene una fuerte influencia sobre la mayoría de los jueces de primera instancia y vocales superiores del distrito judicial de Lima, goza de una protección política-partidaria de personas vinculadas a Palacio de Gobierno, cuenta con una trayectoria jurisdiccional duramente cuestionada, puso en funcionamiento una oficina legal en la azotea de su casa donde su principal socio y personero legal del APRA trabajó la defensa de uno de los testaferros de Vladimiro Montesinos y del propio Alan García durante el proceso electoral del 2001; además, nadie duda la cercanía del tremendo juez César Vega con procesados por delitos de corrupción, como Rómulo León, Alberto Químper y Agustín Mantilla.

La escandalosa denuncia entregada en la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) está referida a supuestas coimas recibidas por la jueza María Cabrera para perjudicar a Magaly Medina (2008), condenándola por una supuesta difamación al haber descubierto a un jugador de la selección de futbol, que no estaba en la concentración para el partido con Brasil, durante las eliminatorias del Mundial (FIFA), y donde la jueza impuso una sospechosa condena efectiva, lo que originó la detención de la periodista de espectáculos y su traslado al penal “Santa Mónica”.

Margaret Huamán, secretaria del 27° Juzgado Penal de Lima, ha expresado que el dinero se entregó el día que se celebró una misa por el fallecimiento de la madre del magistrado César Vega (2009). La jueza María Cabrera reconoció que asistió a la ceremonia religiosa en compañía de Margaret Huamán y dijo que en la iglesia recibió el “saludo” de los familiares directos del futbolista; ítem más, la denunciante afirma que cuando llegaron al domicilio no la dejaban entrar y que la jueza gestionó su ingreso, por la cercanía que existe con el titular de la Corte Superior de Justicia de Lima.

Ahora bien, la privación de la libertad de Magaly Medina sorprendió a toda la población; era una sentencia totalmente exagerada y abusiva, ya que se trataba de una acción privada, donde conforme a la jurisprudencia existente resultaba imposible pensar en una posible pena efectiva. Incluso, en esos días, hubieron múltiples especulaciones; hasta se llegó a pensar que se trataba de una probable cortina de humo, para ayudar al ex Ministro de Pesquería del primer gobierno de Alan García (1985-1990) quien era intensamente buscado por las autoridades.

Finalmente, queda claro que con esta denuncia pública, de la propia secretaria del 27° Juzgado Penal de Lima, se reabre el tema de la injusta detención que sufrió Magaly Medina y observamos los niveles de corrupción que existirían en el vientre del Poder Judicial (PJ).


    Heriberto Manuel Benítez Rivas

    Heriberto Manuel Benítez Rivas

    El dedo en la llaga...

    Columnista