El coraje del Real Madrid

Fue un partidazo. Valencia sacó el primer partido a su favor 3-2. Y ahora debía jugar la revancha en el Santiago Bernabeu. Real Madrid comenzó perdiendo el partido. Y encima le expulsaron a Van Der Vaart. Luego empató gracias a Van Nistelrooy. Su tercer gol en dos partidos. Claro que fue de penal. Pero el empate aún clasificaba como ganador de la Supercopa de España al Valencia.

Por Diario La Primera | 27 ago 2008 |    

Para el segundo tiempo, Real Madrid se quedó con otro hombre menos. Van Nistelrooy se fue por agresión. Valencia con su estrella Villa tenía todo para ganar. Incluso por la televisión comenté sobre lo sucedido en 1983 por la Copa Libertadores cuando Estudiantes se quedó con 7 elementos y perdía ante Gremio 3-1 en Buenos Aires.

El partido terminó 3-3. Fue un hecho épico. También no puedo dejar de mencionar lo de Universitario en Urcos cuando se quedó con siete elementos y terminó el partido 1-1 con Cienciano y encima no le convalidaron un tanto.

Bueno, Real tenía que demostrar toda su jerarquía. Y así lo hizo. Robben se puso el equipo al hombro y gracias a su gambeta, Real Madrid avanzó metros.

Llegó un tiro de esquina y el gol de Sergio Ramos. Luego un espectacular tanto de De La Red. El mejor de los dos partidos. Vio adelantado al portero Hildebrant y le envió la pelota por encima de su cabeza.

Valencia parecía un boxeador a punto de caerse. Y encima una mala salida de la defensa permitió el cuarto gol de Higuain y nada menos que con 9 elementos. Fue la locura. Casi por el final del partido, Morienets descontó 4-2. Por lo que un gol de Valencia le daba el título otra vez.

Pero el final del partido generó una gran celebración. Y es que en el fútbol de hoy superar a un rival y prácticamente golearlo con dos elementos menos es una misión casi imposible.

Real Madrid demostró toda su jerarquía.


    Ivlev Moscoso

    Ivlev Moscoso

    Opinión

    imoscoso@diariolaprimeraperu.com