El alza de pasajes del Metropolitano, el Mudo Castañeda y el Fujimorismo

Las empresas que tienen la concesión del Metropolitano han decidido aumentar el costo de los pasajes que pagan los usuarios, con la franca y frontal oposición de la Municipalidad de Lima Metropolitana (MLM). En esta decisión se suman varios problemas que hay que tener en cuenta para responder a este castigo a las economías populares de Lima.

| 11 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1220

Primero, la decisión tiene que tomarse en el Comité de Coordinación integrado por las empresas operadoras y la MLM. En la medida no se ha tomado en el marco de una reunión formal del Comité, el aumento es hasta ahora ilegal.

Segundo, este Comité de Coordinación –diseñado por el ex alcalde Castañeda- está constituido por cinco representantes de las empresas operadoras y solamente uno de la MLM. Castañeda dejó así a la MLM y a los usuarios en manos del afán de lucro de los operadores privados. Ya sabemos de la corrupción que hubo en el contrato con la empresa Comunicore; ahora habrá que investigar cómo se negoció este “acuerdo” sobre la composición de este Comité y ver la manera de cambiar su composición para que la MLM pueda proteger los derechos de los usuarios.

Tercero, las empresas operadoras reclaman aumento de pasajes pues el Metropolitano no les resulta tan rentable, porque no moviliza la cantidad de pasajeros que les permitiría obtener las ganancias esperadas. Y no movilizan la cantidad de pasajeros porque el ex alcalde Castañeda, después de dar las concesiones, no sacó de las rutas del Metropolitano a las combis que le hacen competencia transportando a la gente a precio más barato, pero en las condiciones que ya sabemos. ¿Y por qué no las sacó si sabía que había que hacerlo?¿Porque estaba calculando que perdería esos votos en las elecciones presidenciales del 2011? ¿O es que también corrió plata? ¿O ambas cosas? La MLM ya ha propuesto a las operadoras compensarles por esta falta de rentabilidad, pero el partido de fondo –en el que la MLM ya está avanzando- es hacer lo que Castañeda no quiso hacer: reformar el transporte en las rutas cubiertas por el Metropolitano para asegurarle rentabilidad de acuerdo al contrato planteado.

Finalmente, todo el problema se origina porque seguimos atrapados en el esquema fujimorista de privatizarlo todo a cualquier costo, pese a que en todas las grandes ciudades del mundo lo principal del transporte público metropolitano es PÚBLICO. Es un servicio ofrecido a los ciudadanos por el gobierno local. A la larga, la solución a este complejo caso pasa por un cambio constitucional que permita que sea la MLM la que gestione directamente el transporte público en Lima Metropolitana.

En suma, un mal contrato negociado por Castañeda que permitió que las mafias del transporte sigan operando en las rutas del Metropolitano, en el marco de una visión y una Constitución fujimorista que impide a la MLM asumir plenamente el servicio del transporte en la ciudad, protegiendo los intereses de la ciudadanía.

Y ahora resulta que es esta misma alianza de castañedistas, fujimoristas y mafias de transporte las que está promoviendo la revocatoria contra la MLM. Habrá que ser muy tontos o ser muy cómplices para pensar que esta es solamente una coincidencia…


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Carlos Monge Salgado

Globalización con Equidad