EEUU: resurge el proteccionismo

Con una economía en crisis y una elección parlamentaria en puerta, varios actores políticos de Estados Unidos están preparando el terreno para un resurgimiento del proteccionismo, a expensas de los países en desarrollo.

Por Diario La Primera | 19 set 2010 |    

Dos casos recientes lo revelan.

El primero es la demanda presentada por el sindicato United Steelworkers (USW) acusando a China de subvencionar ilegalmente exportaciones de equipos de energía renovable que permiten a sus empresas obtener cuotas de mercado a costa de la pérdida de puestos de trabajo en Estados Unidos. USW pretende que Washington inicie una acción en su contra en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En tanto, el New York Times detalló en portada cómo las autoridades chinas subvencionan en forma supuestamente desleal a industrias de tecnología solar y eólica.

Esto resulta verdaderamente irónico. En las negociaciones sobre el cambio climático se presiona a los países en desarrollo para que reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero y la medida más recomendada es la sustitución del carbón y el petróleo por la energía solar y la eólica. Además, la Cámara de Representantes de Estados Unidos acaba de aprobar una ley que autoriza al presidente a imponer una “medida de ajuste en frontera” sobre las importaciones con altas emisiones de carbono de países que no habrían adoptado medidas suficientes en materia de cambio climático.

Sin embargo, cuando China adopta medidas para promover la producción de paneles solares y turbinas eólicas, se le pide que deje de aplicarlas con el argumento de que violan las normas de la OMC.

El New York Times, a la vez que critica las subvenciones de China, informa que Estados Unidos aprobó 10.000 millones de dólares en subsidios y financiamiento a nuevas empresas, y un monto similar para programas de estímulo económico en el sector de las energías renovables. Si hubiera que aplicar los principios del libre comercio, esas medidas no deberían ser autorizadas.

Un segundo caso de posible proteccionismo de Estados Unidos lo constituyen los planes de reducir los incentivos fiscales otorgados a empresas que tercerizan su trabajo en el exterior, anunciados la semana pasada por el presidente Barack Obama en su discurso sobre política económica.

Ante la inminencia de las elecciones en Estados Unidos, en un ambiente de receso económico, los países en desarrollo deberían estar preparados para contrarrestar los distintos tipos de proteccionismo en el comercio, la inversión y las medidas fiscales.

    Martin Khor

    Martin Khor

    Opinión

    Colaborador