EEUU: Entre la ingobernabilidad económica y la protesta social

La Supercomisión del Congreso para reducir el déficit fiscal fracasó estruendosamente, y con ello, se esfumó la posibilidad de una gobernabilidad económica anticrisis.

| 29 noviembre 2011 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1350

Los republicanos no aceptaron el pedido de los demócratas para que el 1% más rico de la población, que detenta hoy casi el 26% de los ingresos, pagara más impuestos.

Por su parte, los demócratas se negaron recortar los programas de seguridad social, que ellos estaban dispuestos a hacer, si los republicanos aceptaban nuevos impuestos.

Y ante este fracaso, los 46.2 millones de pobres, que hoy tiene los Estados Unidos, suspiraron aliviados porque si había acuerdo se les venían encima los recortes a la seguridad social, que sus “defensores”, los demócratas, iban hacer.

En contraste, con esta incapacidad de la clase política para enfrentar la crisis, el nuevo movimiento social Ocupar Wall Street sigue activo denunciando, con su eslogan “Somos el 99%”, el alarmante empobrecimiento de la mayoritaria clase media y el surgimiento de una riquísima y poderosa plutocracia, que este movimiento llama el “1%”, donde destacan, con grandes fortunas, los banqueros y financistas responsables de la crisis.

Y lo más importante de esta denuncia es que se ha vuelto irrefutable debido a los informes del Census Bureau, de la Oficina del Presupuesto del Congreso y de la CIA, que confirma la naturaleza plutocrática de la sociedad estadounidense.

Todo esto está haciendo que Ocupar Wall Street se siga extendiendo por todo el país y cuente con millones de apoyos en las redes sociales y blogs. Según las encuestas tiene el apoyo de casi los 2/3 de la población

También, estas redes están promoviendo planteamientos, que tiene gran respaldo de la clase media, como son que los más ricos paguen mucho más impuestos, que se prohíban totalmente los lobbies de las corporaciones y que se regule drásticamente Wall Street.

Estos planteamientos antiplutocráticos son insólitos, ya que la clase media norteamericana nunca criticó a los ricos, debido a que la incomparable movilidad social de su país, les permitía ser como ellos. Pero ahora está indignada porque, no solo no prospera, sino que se empobrece. Y le parece un escándalo que el sistema capitalista de su país funcione ahora contra ella.

Y este escándalo ha provocado una discusión pública sobre la disfuncionalidad del capitalismo norteamericano que, en vez de producir movilidad social como antes, produce mas, mas pobreza, mas desigualdad social y crea además una reducida plutocracia, que siendo el 1% de la población, ejerce mas influencia sobre la clase política, que el 99% restante.

Sin duda, las próximas elecciones del 2012 serán cruciales para el capitalismo norteamericano porque debido al movimiento Ocupar Wall Street, la clase media les está poniendo la agenda a los republicanos y a Obama, diciéndoles somos: el 99%, somos los Estados Unidos, no al 1% plutócrata, no a la desigualdad social, no a la creciente pobreza.

Suena como una agenda latinoamericana, pero no lo es, porque en nuestra región, la más desigual del mundo, la protesta social es contra los gobiernos no contra las plutocracias.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
0.655623912811