Ecuador: la izquierda extractivista

El Ministro de Recursos Naturales Renovables del Ecuador, Wilson Pastor, está en China interesando a compañías públicas y privadas chinas en invertir en nuevos bloques petroleros en la Amazonia Sur del Ecuador. Días antes estuvo en Singapur promoviendo inversiones similares por compañías de Corea del Sur, Vietnam, Tailandia, Malasia y otros países de la región.

| 26 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 827 Lecturas
827

Así, a pocos días de su aplastante triunfo electoral, el Presidente Correa reafirma su apuesta estratégica por el petróleo como eje central de la economía ecuatoriana, y también el rol de la China como aliado principal del Ecuador en esta estrategia. En efecto, ya hay una importante inversión china en petróleo en Ecuador y el Ecuador se ha endeudado de manera importante con la China a cambio de pagos en petróleo.

De esta manera, la famosa iniciativa Yasuni queda como una isla rodeada de un mar de concesiones petroleras. La iniciativa Yasuni consistía en dejar bajo tierra el petróleo que ahí se ha encontrado a cambio de una compensación financiera internacional. Sus objetivos: la biodiversidad más rica del mundo y el hábitat de los pueblos indígenas que ahí viven en aislamiento voluntario, y contribuir menos tanto al calentamiento global causado por la quema del petróleo. Pero ahora, habiéndose concesionado todo el resto de la Amazonía para exploración y extracción petrolera, Yasuni queda como un símbolo aislado que ya no expresa la política general del gobierno.

Y no se trata solo del petróleo. El Presidente Correa también ha anunciado el inicio de 5 mega proyectos mineros, y los dos primeros en la lista son de las empresas Ecuacorrientes (también china) y Kinross (canadiense).

Los argumentos del Presidente Correa no son muy diferentes de los argumentos del gobierno peruano y las empresas petroleras y mineras que acá operan: no hay otra opción, esa es nuestra ventaja comparativa, esto es lo que atrae inversión y provee renta pública para crecer, aumentar el gasto social, y salir de la pobreza.

Desde la izquierda peruana tenemos que mirarnos en el espejo ecuatoriano. Y responder sin medias tintas a preguntas de fondo. ¿Este es nuestro camino? ¿Esto es inevitable? ¿Lo más que podemos hacer es sacarles más plata? NO pienso así. Pienso que el camino es la diversificación económica para depender lo menos posible de la extracción y exportación de anergias fósiles y minerales. ¿Una fantasía? ¡¡Claro!! Tan to como reformar el transporte público, derrotar a las mafias del comercio de alimentos y hacer una gestión honesta en la Municipalidad de Lima Metropolitana. Para eso estamos.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...

Carlos Monge Salgado

Globalización con Equidad