Duelo por los Consejos de Consulta

Las comunidades peruanas en el exterior están de duelo. El Ministerio de Relaciones Exteriores con la aprobación de la resolución ministerial 1414/2008/RE ha suscrito el acta de defunción de los consejos de consulta. Ahora puede decirse inequívocamente que los peruanos residentes en el exterior quedan en indefensión ante actos arbitrarios e irregulares de los consulados.

Por Diario La Primera | 05 ene 2009 |    

Aún cuando he defendido las bondades del capital social para toda comunidad política y la necesidad de auditoría ciudadana sobre cualquier autoridad pública, debo admitir que todo esfuerzo por el asociacionismo y la participación queda trabado con decisiones deleznables de una Cancillería que le hace el juego sucio a un Ejecutivo déspota e ineficiente en la gestión de políticas públicas.

Con el nuevo reglamento han salido fortalecidos los cónsules, quienes tendrán potestad para implementar sanciones a los consejeros incómodos al gobierno y para aprobar los planes de trabajo del consejo, aún cuándo éstos no son órganos estatales ni están sujetos a jerarquía funcional. Frente a un comité electoral de fachada, es probable que también administren justicia electoral. La anulación de la elección del consejo de consulta en Barcelona por el cónsul Miguel Palomino apunta en este sentido. ¿Cuál ha sido el premio por tamaña arbitrariedad? Su ascenso a embajador.

El gobierno no entiende que en toda sociedad democrática la fiscalización y el control ciudadano se erigen en mecanismos claves para garantizar el buen funcionamiento, la transparencia y la gestión efectiva de los servicios públicos. Si los consejos de consulta están prohibidos de ejercer actividad fiscalizadora sobre los consulados, ¿quién fiscaliza a éstos?; ante la evidencia de irregularidades, corrupción e ineficacia de las oficinas consulares ¿quién alza la voz en nombre de las comunidades peruanas?

Con este reglamento la mesa está servida para el triunfo de la impunidad. García, su partido, y el Ejecutivo que dirige, han dado muestras de incapacidad y falta de voluntad política para gobernar en gobernanza. Dentro de un marco de democracia deliberativa puede aceptarse que los consejos de consulta no tengan carácter vinculante, pero vaciarles de control y fiscalización socava los presupuestos básicos de todo Estado de Derecho.

La asistencia masiva de los cónsules al funeral de los consejos queda garantizada. Mi más sentido pésame.




    Jans Erik Cavero Cárdenas

    Jans Erik Cavero Cárdenas

    Opinión

    Candidato a Doctor en Ciencia Política