Domingo triste en el norte

El hombre de la mente brillante está construyendo una casa grande en Puente Piedra para vivir con su familia linda y pasarla bien con sus amigos amables. Es optimista el hombre y siempre va al distrito norteño todos los domingos a ver la construcción de su casa. Hace dos domingos conoció a la hora del almuerzo a una mesera hermosa que le llamó la atención porque se parecía mucho a la chica de ojos tristes que le gustan los deportes y que le está quitando algunas horas de sueño. Aquel domingo habló con la mesera de cosas alegres y se despidieron con una leve tristeza por no seguir conversando.

| 10 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 537 Lecturas
537

El último domingo vio a la mesera que estaba acongojada y eso le partió el corazón a nuestro personaje que, además de tener la mente brillante, tiene un gran corazón.

—¿Por qué esa carita?

—Es que ya no trabajaré más.

—¿Qué sucedió?

—Es que la dueña dice que ya no viene mucha gente al restaurante y va a reducir personal.

—¿Cuánto te pagan al mes?

—Me pagan por semana. Me pagan 120 soles por semana.

—¡120!

—Sí.

La mesera, de unos 20 años de edad, vive en Ventanilla y gasta 90 soles en pasajes durante una semana. El hombre de corazón grande no pudo almorzar con gusto aquel domingo por tanta tristeza y pensó que cómo puede ser posible que alguien pueda ganar tan poco.

Le dijo: “Tómalo por el lado amable, tendrás más tiempo para estudiar”. “No, porque estoy juntando dinero para matricularme a un instituto”. “Ya habrá nuevas oportunidades”. “Además tengo a mi hijito enfermo”. “Vaya, qué puedo hacer por ti”. “Nada, señor, gracias por escucharme, es usted muy lindo”. “De nada, pero ya verás que las cosas mejorarán”. “Está bien, ya nos veremos en algún otro lugar y coma ya que se enfría su almuerzo”. “Gracias, señorita”. “No, gracias a usted”.

Desde aquel día, el hombre de la mente brillante no hace otra cosa que pensar en la mesera. “No puede ser, carajo, no puede ser. Esto tiene que cambiar”, me dijo luego de contarme la historia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com