Despegue rural

Un interesante estudio del Instituto del Perú dirigido por Richard Webb sobre pobreza y dispersión poblacional en las zonas rurales, descubre que el campo serrano ha empezado a moverse después de décadas de estancamiento.

| 09 agosto 2012 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1059

Aplicando criterios de la moderna teoría del crecimiento sobre la influencia de la cercanía y la aglomeración en el proceso de desarrollo, investiga más de 200 distritos en cinco provincias pobres y usa los datos de la ENAHO 2010 y un trabajo de GRADE sobre los niños y los objetivos del milenio. El análisis económico de largo plazo le permite constatar que el crecimiento promedio anual del ingreso rural desde 1900 hasta 1995 fue de 1,5% al año, pero que desde entonces se produce un quiebre que ha elevado el promedio de ingreso anual en los últimos tres lustros al 5,1%.

El estudio señala que entre 2001 y 2011 el jornal agrícola se ha elevado en 152% y el precio de la hectárea en 182%. En ese lapso el precio de una casa en el centro del pueblo se ha triplicado. Una comprobación relevante es que durante la segunda mitad del siglo XX se habían construido 49 mil km. de caminos mientras que en el nuevo siglo la cantidad de kilómetros construidos se ha duplicado. Estos nuevos 50 mil km. hechos desde el 2001, han permitido que el tiempo de viaje del pueblo a la ciudad más cercana, se reduzca de 13 horas a 5, con la consiguiente dinamización de la actividad económica y social. La investigación constata “una sorpresiva equidad en la distribución del crecimiento”.

El número de vehículos de carga viene creciendo desde el 2001 en un promedio anual de 26%, los celulares en ese lapso han aumentado del 2% hasta llegar al 47% de la población de esas zonas pobres en apenas cinco años. En ese periodo la población que accede a cabinas públicas de internet pasó de cero a 16%.

El presidente Ollanta Humala anunció en su discurso presidencial que se propone reducir la pobreza al 15% con sus “nuevas” políticas de inclusión social. Eso no está nada mal, pero le faltó talla de estadista para reconocer que se está en ese camino desde la recuperación de la democracia. La pobreza se ha reducido de acuerdo a las cifras oficiales del INEI del 54.8% el 2001 al 27,8% el 2011. De esos 27 puntos, 10 corresponden al periodo de Alejandro Toledo y 17 al de Alan García. Los 13 puntos que se propone disminuir este gobierno están en esa línea, aunque en esta competencia es mejor ser ambicioso.

Cuando Humala critica que la pobreza aún supera el 60% en Huancavelica y Apurímac, tiene razón, pero le falta decir que ha disminuido en un tercio en la década pasada. Si a esto se agrega el interesante análisis de Webb, va quedando claro que el camino emprendido está alcanzando metas que no tienen precedentes en nuestra evolución socioeconómica.

Se trata entonces de poner el acento en políticas de crecimiento, con fórmulas adecuadas de distribución social de la riqueza y programas estratégicos articulados, tal como lo plantea el Plan Bicentenario.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Deje un comentario

Loading...