Desintegración ideológica frena integración política

El conflicto regional entre Colombia y sus vecinos Ecuador y Venezuela es un claro termómetro de las debilidades que afectan al proyecto de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en esta hora de globalización con dispersión ideológica, en Sudamérica.

| 13 agosto 2009 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 846 Lecturas
846

Ahora, en plena globalización y crisis internacional, estalla un agresivo proceso de redefinición política e ideológica que pone en jaque la integración sudamericana, invitando a participar en la solución al terreno militar y belicista. Sudamérica tiene una historia de conflictos militares, que siempre agudizaron las crisis económicas de la subregión, siempre distanciaron los gobiernos, deterioraron la integración y enconaron a los pueblos.

Hace un año, Colombia invadió Ecuador para destruir una base militar de las FARC en su territorio dando muerte al segundo jefe de la guerrilla colombiana Raúl Reyes lo que llevó a la suspensión de relaciones entre estos dos países al que se sumó la Venezuela respaldando la postura de Correa contra Uribe. Lo más paradojal de este operativo es que la bomba más letal explotó en Unasur, al norte del sur de Sudamérica.

En estas semanas Álvaro Uribe aceptó la instalación de siete bases militares estadounidenses en territorio colombiano, estrechando sus vínculos con Estados Unidos como “protección” ante lo que entiende como el triple pacto de Caracas, las FARC y Quito y que explicaría su ausencia de Unasur en la capital ecuatoriana, aunque la Declaración de Quito no rechazó explícitamente la presencia de tropas estadounidenses en las bases militares colombianas.

Por cierto que esta movida va acompañada de otras enfermedades como el incremento del armamentismo, la militarización de los sistemas políticos en la zona, el desvío de fondos que deberían dedicarse a la lucha contra la pobreza, la devaluación de la política frente al militarismo en los medios, la penetración de los traficantes de armas en los más altos niveles de decisión política.

Lo paradojal es que cuando más se necesita una globalización alternativa en Sudamérica, los gobiernos terminan disparando contra la integración, movidos por la ideología más que por la política.

Loading...



...

Carlos Urrutia

Opinión

Columnista