Del dicho al hecho

Hay mucho trecho, reza este adagio popular, y efectivamente lo traigo a colación por el debate surgido a raíz de la propuesta de implantar Tolerancia 0 en nuestra patria para el consumo de licor y la conducción.

| 02 julio 2012 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 623 Lecturas
623

Existe demasiada información técnica y de excelente nivel sobre el tema en cuestión. Unos colocan como ejemplo lo que se practica en otros países, especialmente en Inglaterra y los Estados Unidos, como referencia. Pero creo que son realidades muy diferentes a la nuestra, tanto la una como la otra, mientras que en el Reino Unido el índice de siniestralidad vial es de los más bajos a nivel mundial, no sucede lo mismo con los EE.UU y fundamentalmente por sus 14,000 muertos promedio por año solo en incidentes viales, por la ingesta de alcohol . No es un BUEN EJEMPLO definitivamente. El grado de alcoholemia permitido en muchos de sus estados es de 0,08 y en Perú hasta el día de hoy es de 0,05. Interpretar estas cifras nos deben llevar rápidamente a pensar que es lo que valdría la pena que sucediera en nuestra patria. ¿Deberíamos ser muy severos con los conductores que insisten en manejar con dosis de alcohol en la sangre? Yo creo que sí. El licor es un depresor del sistema nervioso central y actúa directamente sobre el sistema neurotransmisor del cerebro y por cierto, afecta la función del mismo. En términos sencillos significa la reducción inmediata de la capacidad de reaccionar ante estímulos con respuestas correctas que debe tener el conductor. Experimentos realizados en la National Safety Council en EEUU, en conductores solo con grado de alcoholemia entre 0,03 y 0,04 que significan concentraciones muy bajas, sin embargo mostraron en la práctica reacciones más lentas en las pruebas de conducción a las que fueron sometidos, esto quiere decir que su ESTADO DE ALERTA PERMANENTE, principal facultad del conductor defensivo, es lo que primero se afecta. En términos sencillos, el criterio y la capacidad de tomar decisiones correctas y a tiempo, en esas décimas de segundo previas al incidente potencial en la conducción ante situaciones de riesgo en la vía y cumplir con el objetivo de todo conductor de vehículos motorizados que es el de evitar el incidente vial con sus consecuencias desgraciadas asociadas que todos conocemos. El debate está abierto lectores. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Federico Battifora

Rompemuelle

Deje un comentario

Loading...