De sus cenizas resurgirá

Han pasado ya diez años desde aquel fatídico domingo 2 de agosto de 1998, fecha en la cual ocurrió el pavoroso incendio del Teatro Municipal. Dicho siniestro se originó cuando estaban ultimando detalles en los equipos de sonido que serían utilizados en el tercer día de actuación de la cantante criolla Eva Ayllón. Según la información proporcionada entonces, el fuego se inició aproximadamente a las 5:30 p.m. en la parte posterior del escenario, donde se hallaban los sistemas de amplificación de sonido y luces. A las 7:30 p.m. sólo quedaba en pie el casco del viejo edificio.

Por Diario La Primera | 24 ago 2008 |    

Los lectores se preguntarán por qué dedicar una columna a un hecho pasado. Les contestaré que hace poco han empezado los trabajos de reconstrucción la Municipalidad de Lima. Además, toco el tema porque es bueno revisar la historia cultural-artística desarrollada en el Municipal. Mencionaremos por ello algunos hitos y presencias ilustres (sobre todo musicales) en el Municipal, recinto que cuando fue fundado se llamaba Forero.

Allí se efectuaron repertorios de ópera, como “Aída” de Verdi y “Ollanta” de José María Valle Riestra, compositor peruano; temporadas de operetas y zarzuelas, ballets clásicos; también otras actividades (recitales organizados por José Santos Chocano y exhibición de películas por un breve periodo). Un hito, verbigracia fue la primera presentación de la Orquesta Sinfónica Nacional bajo la dirección de Theo Buchwald (1938). Y los personajes que desfilaron por el teatro: Igor Stravinsky, Arthur Rubinstein, Claudio Arrau, José Iturbi, Maurice Chevalier, Vittorio Gasman, entre muchos otros.

En un artículo censurado en otro periódico, el año 2002 yo pedía que se inicie la reconstrucción del Municipal. En ese momento, la mayoría de voces intelectuales y artísticas sugería que se mantuviera el aspecto ruinoso del teatro. Yo prefiero prescindir de un monumento que me recuerde que no hacemos nada para remediar los desastres y que, más bien, se dé paso a un recinto cultural renovado y mejorado.


    Alfonso González Vigil

    Alfonso González Vigil

    No más silencio

    Columnista