¿De qué reconciliación habla usted, Sr. García?

El presidente García mencionó en su último mensaje la necesidad de una reconciliación para superar los difíciles momentos, consecuencia de su infeliz decisión de reprimir a los amazónicos en Bagua, que causó la trágica muerte de nativos y policías. Este discurso es una nueva demostración de que la escopeta de dos cañones sigue funcionando en el régimen aprista.

| 26 junio 2009 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 463 Lecturas
463

Mientras García habla de reconciliación, Alberto Pizango se encuentra asilado en Nicaragua y siete congresistas nacionalistas suspendidos por exigir algo que al final se aprobó, la derogación. A esto se suma, la campaña de desprestigio contra diversas organizaciones, como la CGTP, el cierre de Radio La Voz de Bagua, la pretensión de liquidar a las ONG y de recortar libertades democráticas, etc.

Por otro lado, el premier Yehude Simon y la ministra del Interior Mercedes Cabanillas se burlan de las víctimas de la tragedia y el país, al seguir negando sus responsabilidades.

No se puede hablar entonces de reconciliación, cuando hechos como los descritos persistan groseramente. García, sus ministros y la bancada aprista sólo estarían intentando “enfriar el ambiente” para nuevamente reprimir a los sectores sociales e imponer el guión neoliberal.

Nada ha cambiado para el gobierno, que sólo busca ganar tiempo para seguir deteriorando la democracia en beneficio de los “ricos de siempre”. Las supuestas denuncias efectuadas sobre vinculaciones de los gremios sociales con sectores violentistas lo corroboran y son la señal que una nueva represión contra la oposición se prepara, una vez que las nuevas “mecedoras” instaladas por Simon entretenga y silencien al país.

Sin embargo, para mala suerte de García el país cambió ese 5 de junio. La dispersión se está convirtiendo en articulación y unidad en la acción de los distintos movimientos sociales, que a pesar de las diferencias culturales buscan construir un país con equidad y desarrollo.

Por estos motivos, el próximo 8 de julio realizaremos una Jornada Nacional de Lucha para exigir la derogación del resto de decretos legislativos lesivos a los intereses del país, en solidaridad con los andinos, amazónicos y los gremios en conflicto (como Doe Run), solución a los problemas regionales y para rechazar la campaña de desprestigio contra el pueblo y sus organizaciones.

(*) mrhuaman3@gmail.com / www.cgtp-peru.blogspot.com / www.youtube.com/cgtptv



Loading...



...

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista