Cultivo de coca: leyes de mercado

1. Las dramáticas y últimas noticias que han dado cuenta de emboscadas de las FARC y certeros contraataques de las FFAA colombianas, han ocultado, de otro lado, la preparación de un interesante y trascendental debate que durante el mes de abril se desarrollará en el Congreso de Colombia acerca de la conveniencia o no de legalizar el cultivo de hoja de coca. Y el principal argumento es que las guerrillas de las FARC se recursean con los ingresos que da la producción y comercio de la cocaína, y que la estrategia de erradicación como principal factor para la reducción del número de hectáreas del sembrío de coca ha llegado a su límite.

| 02 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 952 Lecturas
952

En Colombia, hasta hace unos años se cultivaban más de 120 mil hectáreas de hoja de coca. Ahora se han estabilizado en cerca de 60 mil; pese a que se estima una erradicación promedio anual entre 40-50 mil hás. Ante esta dura realidad, el congresista Hugo Velásquez del partido Liberal ha declarado: “Vamos a ver hasta qué punto funcionan las leyes del mercado”. Se refiere al simple argumento que nos enseñaron en primaria, que si aumenta la oferta disminuye el precio, y por lo tanto se harán más rentables otros productos. Es decir, propone discutir la legalización de la producción de hoja de coca, como manera de disminuir la economía ilegal de las FARC y toda la violencia que conlleva. Esta propuesta se da al calor de la reflexión del presidente Santos acerca de la necesidad de atreverse a cuestionar la antigua estrategia.

2. En nuestro país, lamentablemente ha sucedido algo todavía más grave. En los últimos 12 años se han erradicado unas 100 mil hás en total; y de las 38 mil hás que se cultivaban en 1999 ahora se han incrementado hasta alcanzar las 65 mil. En el año 2011 se erradicaron 11 mil hás, y para el presente año se han programado erradicar 14 mil. Sin embargo los informes de DEVIDA nos hablan de aumento de cultivos en zonas nuevas como Marañón, Putumayo, Alto Chicama, Contamana, etc. Es que el precio de la hoja de coca sube como espuma, en función del crecimiento de la demanda y de los riesgos del productor.

Como se recuerda, nuestro país ya ha sido un laboratorio exitoso a favor de la utilización de las leyes de mercado, pero al revés que en Colombia, incidiendo en la demanda. Así, según cifras oficiales, pasamos de tener 94 mil hás. en 1,996 a solo 39 mil en 1999. Es decir, 55 mil hás. menos. Pero solo se erradicaron 27 mil hás. (más de la mitad voluntariamente). Y las otras 28 mil fueron abandonadas porque su precio de venta no cubría el salario de los peones. ¿A qué se debió esta baja del precio de la hoja de coca? A la reducción de la demanda de los acopiadores debido a que sus canales para el transporte aéreo de la PBC a Colombia, fueron abruptamente bloqueados por la interdicción aérea.

Como se dice, son lecciones para aprender. No de otros países, sino del nuestro. Si no se hace, es por tener una burocracia con temor al cambio. Repetir los fracasos es una tontería. Algo de eso nos decía Ricardo Soberón.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Carlos Tapia

Opinión

Columnista