Crece ilegal pesca internacional

Las pescas ilegales de barcos extranjeros en mares internacionales, continúan incrementándose a niveles que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Pesca), consideran un tercio del total de las capturas mundiales, exponiendo las biomasas de especies existentes, y la soberanía de las 200 millas marinas de los países en vía de desarrollo. Además de nuestro país, muchas naciones pobres del mundo poseen valiosos recursos marinos, que son explotados a escala industrial por barcos piratas de Europa y Asia. El pescado es parte vital, y a menudo único, para proveer proteínas a millones de desnutridos, como en África Occidental, especialmente Sierra Leona, ubicado en el puesto 180 de 187 países en índice de desarrollo humano.

| 17 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1329

En el mar de Somalia, Costa Este del África, la captura ilícita de naves extranjeras, especialmente rusas, asciende a más de 300 millones de dólares anuales, mientras que barcos de Korea del Sur, esconden las identificaciones de sus lugares de origen.

En agosto último, una patrulla de Guayana Francesa, interceptó dos barcos de pesca con bandera venezolana, en su territorio frente a Kuru, procediendo a destruirlos, y sancionando judicialmente a los dos capitanes; tratándose así de la quinceava interceptación en el presente año. Anteriormente, el 28 de julio pasado, fue intervenido una embarcación brasileña, y su capitán condenado a 12 meses de cárcel por un Tribunal de Cayena, capital de Guayana Francesa. En Colombia ya se han retenido más de una docena de barcos extranjeros. En Argentina, alrededor de 150 naves chinas, koreanas, taiwanesas y españolas, acechan sus aguas, en procura del calamar, ante la expectativa de sus insuficientes guardacostas. En Chile una iniciativa de la Armada y la Subsecretaría de Pesca han propiciado la suscripción de un Convenio de Defensa de su mar y su jurel, por once agrupaciones, entre ellas SONAPESCA (Sociedad Nacional de Pesca) y ASIPES (Asociación de Industriales Pesqueros), ante la amenaza permanente de pesca ilegal de barcos piratas.

En el Perú, sin guardacostas suficientes, ni radares o equipos satelitales modernos, embarcaciones de diversas nacionalidades incursionan en nuestro mar sin control, aprovechando especies como el jurel y el pez espada. Recordemos que en 1954, se capturó la flota griega de Aristóteles Onassis, en 1957 se interceptaron naves norteamericanas, y en el 2005 barcos chinos fueron aprehendidos, y de acuerdo al Derecho Internacional, obligados al pago de sendas multas.

La preservación y soberanía de nuestras 200 millas marinas, se logrará alentando prioritariamente nuestras pescas de altura, por la flota industrial excedente, ocupando así nuestro amplio espacio marítimo, y cuidando el ilegal ingreso de embarcaciones piratas. Evitando el ingreso y pescas criminales, existirá una mayor demanda de nuestros productos pesqueros, y mejores precios para el país. Lamentablemente, aún se mantiene un encendido debate en torno a las pescas artesanal e industrial, las que se han venido desarrollando dentro y en las cercanías de las zonas de reserva reproductivas, olvidando y desprotegiendo las riquezas y soberanía de nuestras 200 millas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar