Creatividad

Generalmente creemos que la creatividad es algo que sucede de forma espontánea y que, por lo tanto, debemos dejarla libre para que florezca. Sin embargo la creatividad debe enfocarse en los objetivos estratégicos de la empresa, debe enfocarse a los retos y problemas de la empresa y crear una ventaja competitiva.

| 10 julio 2011 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 704 Lecturas
704

No mate las ideas: Los gerentes debemos tener una actitud humilde y reconocer que nosotros no somos la única fuente de ideas y que las ideas pueden venir de cualquier parte y de cualquier persona. Uno de los retos más grandes que enfrentamos es tener una mente abierta a las nuevas ideas para nunca matarlas, por más inapropiadas que nos parezcan.

Motive intrínsecamente: Muchos estudios han demostrado que las recompensas intrínsecas, como por ejemplo la satisfacción de hacer un buen trabajo, son mucho más poderosas que las recompensas extrínsecas (premios, incentivos o dinero) para estimular la creatividad. Es por esto que debemos procurar asignar el trabajo y los proyectos de acuerdo con los intereses y pasiones de los colaboradores. Es comúnmente conocido que empresas como 3M y Google les permiten a sus empleados trabajar un porcentaje de su tiempo en los proyectos que más les apasionan a nivel personal.

Dé tiempo para pensar: Una de las razones por las cuáles la creatividad no florece en las organizaciones es porque no tenemos tiempo para salirnos del día a día para pensar. La creatividad necesita de cierto tiempo de “ocio” para incubar y madurar las ideas.

Los científicos creen que “el momento Eureka”, ese punto cuando las nuevas ideas pasan del subconsciente al consciente, se alcanza más fácilmente cuando uno se encuentra relajado y sin estrés.

Promueva la diversidad: Es bien sabido que las nuevas ideas surgen cuando personas de diferentes disciplinas, experiencias y conocimientos colaboran en el proceso creativo. Si usted quiere estimular la creatividad, propicie espacios para que personas de diferentes departamentos interactúen y forme equipos multidisciplinarios para resolución de problemas específicos.

Permita la experimentación y el fracaso: Cuando uno desea conocer si una organización es realmente creativa e innovadora, lo primero que se debe preguntar es: ¿Qué pasa aquí si alguien comete un error? La respuesta recibida indicará claramente el nivel de creatividad de la empresa. El miedo al fracaso es el enemigo número uno de la creatividad.

Cree el ambiente apropiado: En relación con lo comentado previamente, queda claro que un cubículo no es el mejor lugar para ser creativo. Es por esto que las empresas líderes como Google, Pixar, GE y muchas otras, diseñan sus ambientes de trabajo para estimular la creatividad. Contrario a lo que se piensa, es muy difícil ser creativo con una hoja en blanco. Nuestro cerebro necesita estímulos que le permitan generar nuevas ideas.

Tenga Frescura: La rutina es la antítesis de la creatividad. Tener frescura significa cultivar el hábito de someternos a estímulos nuevos y diferentes para salirnos de la rutina para generar ideas nuevas y diferentes.

Rompa Paradigmas: Decía Pablo Picasso que “el acto creativo es primero fundamentalmente un acto de destrucción”. Esto significa que si queremos generar ideas creativas debemos cuestionar los supuestos y creencias que todo el mundo ha dado por aceptados para encontrar formas nuevas y diferentes de hacer las cosas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Mario Galarza Peña

Marketing & Negocios

mgalarza@mg-group.com.pe