Cortina de humo

La discusión sobre el límite a la tenencia de tierras ya se trasladó a la próxima legislatura del Congreso de la República. Las presiones del propio gobierno, del sector empresarial, del decano de la prensa nacional y las empresas consultoras afines fueron evidentes.

Por Diario La Primera | 16 jul 2010 |    
Esta medida, o cualquier otra parecida, atenta a juicio de ellos contra la eficiencia y el libre mercado. Sostienen erróneamente que INDECOPI podría evitar los problemas que puede generar la excesiva concentración. Nada más falso. Esta institución no tiene la capacidad para analizar los complejos problemas que se están generando en el agro peruano.

Ni la gran propiedad ni la pequeña, de muchos productores fragmentados, son el mejor ambiente para promover la eficiencia, competitividad e ingresos adecuados para nuestros agricultores. Se pueden tener plantaciones agrícolas eficientes y rentables con superficies muy por debajo de los límites planteados. Estos varían de acuerdo al cultivo, tecnologías e inversión. Una propiedad de 20-40 hectáreas de uvas para exportación es perfectamente eficiente. En el caso de los espárragos 100-200 hectáreas. En cítricos con 10-20 hectáreas se pueden tener excelentes resultados. Con maíz, al estilo de las granjas norteamericanas, con 250-500 hectáreas se alcanzan economías a escala. No hay que olvidar que ciertas actividades se pueden realizar a través de asociaciones.

INDECOPI sólo se preocupa de los abusos de posición de dominio, relativos a volúmenes, precios y condiciones en que se ofertan los bienes y servicios. Ellos no analizan los impactos que la concentración podría generar en los niveles de empleo rural, la seguridad alimentaria y de abastecimiento, los efectos sobre las condiciones de vida de los nuevos asalariados. Ignoran otros impactos sociales y políticos. Esa institución es incompetente en estos temas. Operativamente analiza los problemas a partir de determinar el mercado relevante. ¿Cuál sería este?, cuando las grandes propiedades podrían producir diferentes tipos de bienes.

INDECOPI tiene la facultad para evaluar, antes de que se produzcan, las propuestas de concentración y fusiones en el sector eléctrico. Nunca ha observado proceso alguno, salvo condiciones menores. En el campo de la evaluación ex post, conoce usted alguna acción importante que haya frenado o puesto límites a los abusos. Si su actuación es ahora deficiente en el ámbito urbano, no hay que imaginar mucho qué ocurriría en el rural. Agregarle atribuciones con relación al agro no es la ruta y parece más una cortina de humo.

Referencia
Cortina de humo

    Germán Alarco Tosoni

    Germán Alarco Tosoni

    Opinión

    Profesor Universidad del Pacífico