Consulta previa: páginas y niños campesinos en la sombra

Para que los estudiantes desarrollen competencias ciudadanas deben deliberar sobre asuntos públicos, pero es imprescindible que no existan páginas ocultas de la historia. Lamentablemente las hay. Recordemos las páginas de la violencia reconstruidas con dificultad por la Comisión de la Verdad y censuradas por algunos, y las páginas oscuras de la corrupción rescatadas por los juicios ejemplares a Fujimori y Montesinos.

| 27 mayo 2013 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 3.1k Lecturas
3124

Hoy estamos asistiendo al velamiento de una nueva página: se está invisibilizando a las comunidades campesinas. Es preciso informar que el estado peruano ha reconocido oficialmente como pueblos indígenas a las comunidades campesinas ante la OIT pero hay la posibilidad de excluirlas de la Consulta Previa, contradiciendo lo manifestado en el Convenio 169, la jurisprudencia de la Corte Interamericana de derechos humanos y la propia Ley de Consulta. ¿Cómo explicar a un estudiante de la comunidad de Cañaris que su pueblo no tiene derecho a opinar sobre un asunto que incidirá profundamente en sus vidas? Los niños que viven en comunidades afectadas por la minería saben que las empresas usan cianuro para separar el oro de la tierra. Existen escuelas demolidas por empresas que trasladaron a las comunidades de su lugar de origen afectando su historia y tradición. Hay niños que no van a la escuela porque están esclavizados en la mina. Varios aprendizajes “fundamentales” resultan impactados: “Habían gaviotas, bien grandes eran y estaban por la laguna, por eso se llama Quiullacocha, quiulla significa gaviota y cocha laguna pero como botaron todo ese relave en la laguna, las gaviotas desaparecieron”. (Echave 2011).

Es preciso informar a los maestros y estudiantes de comunidades campesinas que la mayoría de proyectos mineros están concentrados en la costa y la sierra (50,516 concesiones) donde ellos viven, estudian o enseñan, y donde no está garantizada la Consulta. Tienen derecho a saber que no se ha publicado la Base de Datos Oficial de los Pueblos Indígenas pese a la exigencia de la Defensoría del Pueblo y que, por tanto, puede tocarles una inversión minera en lugar de la lotería: “No se publicará ninguna base de datos porque puede crear confusión… la política del Ministerio es trabajar a partir de pedidos… Se hará en función de las necesidades de inversión, cuando hay un proyecto de inversión se hace una Consulta Previa siempre y cuando haya una comunidad (indígena)”. (Ministro de Cultura)

Los niños y adolescentes de comunidades campesinas deben ser informados que se está poniendo en cuestión su identidad como pueblos originarios. ¿Cómo explicar a un niño de Junín que no es campesino según las normas pese a que él se siente parte de su pueblo, cosecha y ama su papa, su choclo y cree en las leyendas que le cuenta su abuela?

Somos un país multiétnico y pluricultural que históricamente ha desconocido los derechos de las comunidades campesinas y nativas. La Educación debe ser parte del esfuerzo de resiliencia en pro de su inclusión plena.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...

Teresa Tovar Samanez

A ojo de buen cubero