Conga entra a la escuela

Defendamos la vida de las futuras generaciones, señaló con motivo del conflicto Conga, Cecilia, una estudiante de secundaria de Cajamarca. Su voz representaba a la Federación de Estudiantes Secundarios de Cajamarca que se movilizó durante el paro regional. Cecilia precisó que los estudiantes defenderán el agua con su vida porque Yanacocha se ha llevado siempre nuestras riquezas y habla de responsabilidad social, cuando explota a niños y adolescentes en sus canteras.

| 28 noviembre 2011 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.7k Lecturas
1781

La preservación de recursos y ecosistemas está en la experiencia de vida de Cecilia. Cabe preguntarse si estará presente en las aulas. De hecho, si miramos el diseño curricular la encontramos fraseada de muchas maneras en el área de Ciencia y Ambiente: desarrollar la conciencia ambiental, que motive el respeto, cuidado y conservación del entorno natural como garantía, para el futuro de la vida, y en diversos ítems: El agua recurso fundamental para la vida, Conservación de los ecosistemas, Explotación racional de los recursos naturales, etc.

Pero, ¿se está abordando el conflicto Conga en las clases de secundaria, para ver distintos puntos de vista y formar opiniones informadas y estudiantes deliberantes? ¿Vida y currículo están entrelazados o es el segundo un discurso retórico? Las experiencias de Cecilia, de sus padres y hermanos, marcadas por la minería desde el nacimiento de sus abuelos, están sin duda en la fuerza de su opinión y convicciones. ¿Por qué, entonces, los temas ambientales no entran a la escuela como hechos y experiencias desencadenadoras de conocimiento y juicio crítico, en lugar de asumirse superficialmente, como funciones pedagógicas desconectadas de la vida?

El sistema educativo no debe permanecer de perfil. No podrá hacerlo en todo caso por mucho tiempo. La fuerza de los acontecimientos en épocas críticas suele rodear e incluso afectar directamente a la escuela, como ocurrió durante la década de la violencia cuando tuvimos que hablar de la escuela en tiempos de guerra. Hoy en día es previsible avizorar una escuela en tiempos de conflicto ambiental, dilema del siglo que en nuestro país tiene rostro de minería.

Este reto no es solo para las escuelas de Cajamarca, lo es también para los especialistas y autoridades educativas regionales y nacionales que tienen la responsabilidad de enhebrar las metas de rendimiento escolar con el desarrollo de capacidades ciudadanas. La decisión de incorporar las áreas de ciudadanía y ciencia y ambiente a la evaluación de aprendizajes constituye un buen augurio. Ello debe acompañarse de foros de debate nacional, regional y local sobre educación, conflicto ambiental y desarrollo.

¿Porqué debatir sobre conflicto ambiental en lugar de solo enseñarlo en las clases de ciencia y ambiente? Compartimos con Frisancho la propuesta de que la formación ciudadana no debe ser un área curricular más, sino el eje que articule todos los aprendizajes: el sentido y finalidad de educar es formar ciudadanos éticos y autónomoss, capaces de contribuir a la construcción de un mundo mejor para todos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Teresa Tovar Samanez

A ojo de buen cubero

0.567265033722