Ciudadanía per cápita

Ayer vi la película “NO”, que narra cómo el pueblo chileno recuperó la democracia con una imaginativa campaña que afirmaba la esperanza en medio de un profundo miedo, ese que entonces podías leer en los ojos de los chilenos. El gráfico de la campaña era un arcoíris y se acompañaba con una canción que decía: La alegría ya vieneee… En el Perú vivimos un momento similar cuando tras muchos años de dictadura corrupta, recuperamos la democracia y la fe en nuestro país. Las buenas noticias parecieron reafirmarse con las cifras del crecimiento económico a un ritmo de 6 y 7% anual.

| 01 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 964 Lecturas
964

Actualmente tenemos un PBI per cápita de 9,306 dólares y estamos en el puesto 77 del Índice de Desarrollo Humano (IDH). Pero no podemos bajar la guardia. Sucede que hoy el ciudadano Fujimori que fuera condenado en un juicio ejemplar por delitos de lesa humanidad, podría salir libre por presiones de grupos de poder vinculados a la corrupción. Mientras tanto los ciudadanos desaparecidos por su régimen pesan menos que una mosca en la balanza. 70,000 personas pobres, quechuas y aimaras que nadie recuerda. Simultáneamente, gracias a la polémica Ley de Servicio Militar Obligatorio, miles de jóvenes serán reclutados por la “leva” corriendo el riesgo de perder su ciudadanía por el hecho de ser pobres y no poder pagar la multa S/. 1,850. Esta ley ha sido considerada ilegal y discriminatoria por el Defensor del Pueblo, Eduardo Vega, ya que si una persona sale sorteada y no se alista en el servicio militar ni paga la multa, se declarará su muerte civil, es decir, no podrá realizar ningún trámite con su DNI.

“¿Somos conscientes de que hay una marginación tan grande en este país que cuesta enormemente darnos cuenta de la hondura de la insignificancia de las personas?” (Gustavo Gutiérrez, 2013). El mismo Informe de Desarrollo Humano alerta que “los logros que muestra el IDH solo benefician a una parte de la población, produciendo sociedades estratificadas en las que las capas altas gozan de un alto bienestar y acceso al poder, mientras que grupos menos desfavorecidos, usualmente mayoritarios, luchan por sobrevivir en condiciones de pobreza”.

El indulto a Fujimori sería un insulto a la democracia, como ya lo es la Ley de Servicio Militar. No puede ser que miles de personas arrinconadas por el crecimiento económico desigual sean menoscabados en su condición ciudadana y cuenten menos que una sola persona que ocasionó que el Estado deviniera en una gigantesca manzana putrefacta. Debiéramos preguntarnos: ¿Cuánto mide la ciudadanía per cápita en el Perú? Según el Índice de Desarrollo Democrático (2011) la recuperación de índices económicos y sociales no ha estado acompañada por una mejora en los indicadores de democracia para los ciudadanos.

Saber esto es parte de la educación ciudadana hoy planteada como parte de los aprendizajes fundamentales, al lado de matemáticas y lenguaje. Pasarlo por alto resulta sencillo pero es evadir un dilema moral crucial en nuestra sociedad, que está en la cabeza y preocupación de los estudiantes. La educación no puede hacer como Pilato y lavarse las manos en plena Semana Santa. Nosotros tampoco.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

Teresa Tovar Samanez

A ojo de buen cubero

Deje un comentario