Chuschi: 17 de mayo de 1980

1).- Han transcurrido ya 33 años. En la noche de un alejado y pequeño pueblo de la sierra ayacuchana, cinco encapuchados quemaron las actas y las 11 ánforas que se iban a utilizar al día siguiente, domingo 18 de mayo de 1980, en las elecciones generales que las ganó Fernando Belaúnde en primera vuelta. Pasados algunos días, la Policía capturó a cuatro de los asaltantes en una choza cercana al pueblo. El hecho pasó desapercibido para todos. Años más tarde, los senderistas denominaron a lo sucedido en Chuschi como la primera acción del ILA (Inicio de la Lucha Armada). Además de algunos petardos contra instituciones públicas del interior del país, también llamó la atención que el 26 de diciembre aparecieran algunos perros muertos colgados de los postes del alumbrado público en el centro de Lima, culminando dicho plan (mayo-diciembre de 1980). Como se sabe, posteriormente y durante cerca de quince años, la insania terrorista provocó la muerte de 70 mil peruanos.

| 20 mayo 2013 11:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 2k Lecturas
2049

2).- Recordemos que las elecciones en cuestión eran las primeras que se celebraban después de doce años de gobierno militar, y de la dura lucha del movimiento popular que consiguió el retorno de la democracia mediante la instalación de la Asamblea Constituyente (1978-79) presidida por Haya de la Torre.

Y que aprobó “la Constitución para el siglo XXI” con la mayoría del APRA y el PPC y que, en un grave error, no fue suscrita por los constituyentes izquierdistas.

Como se aprecia, lo sucedido en Chuschi no tuvo nada de bélico ni heroico, pero sí quería transmitir un mensaje simbólico a todo el país; SL estaba contra las elecciones, en realidad contra todo aquello que significase diálogo, disputa pacífica y búsqueda de concertación para resolver los problemas del país.

Y que se abría la época de la intolerancia y el terror, como manera de imposición por la violencia de sus puntos de vista.

De un neo fascismo disfrazado de izquierda.

Por eso, el nacimiento del Movadef, fachada senderista para participar en las elecciones, no es más que la expresión encubierta y acobardada de la derrota ideológica del “pensamiento Gonzalo”.3).- ¿Y los perros muertos colgados de los postes? En su desfachatez y ambición desmesurada, Abimael Guzmán quiso reconocerse como el adversario mundial del “perro” de Deng Xiaoping (el de las cuatro reformas) que por entonces había ganado la lucha al interior de los comunistas chinos después de la muerte de Mao (1976).

Lo de “perro” era una repetición del insulto contra Deng empleado por la llamada “banda de los cuatro” encabezada por Chiang Ching -esposa de Mao- en la etapa final de la “revolución cultural”.

No era poca cosa, en su locura fundamentalista el “presidente Gonzalo” ya pensaba en ser reconocido como el nuevo faro de la revolución mundial.

Entonces, ya se intuye por qué el Movadef, tercamente, se dice ser seguidor del “pensamiento Gonzalo”.

Por último, y a tenor de los nuevos tiempos, la nueva Constitución china reconoce a Deng al mismo nivel que Mao.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

Carlos Tapia

Opinión

Columnista

0.99857711792