Chips para la salud

La popularización del chip en el mundo es reciente. En el área de la salud, países como Francia, Argelia e Inglaterra son pioneros en el uso del chip en la administración de la salud pública. Otra aplicación se da en la lucha contra la falsificación de medicamentos, como es el caso de un grupo farmacéutico británico, anunciando que todos sus medicamentos utilizados para tratar el VIH SIDA, comenzarían a distribuirse con chips de identificación por radiofrecuencia (RFID) para impedir adulteraciones.

Por Diario La Primera | 02 jul 2008 |    

Cada vez más, las compañías farmacéuticas se unen para intensificar la lucha contra la creciente ola de falsificación que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) representa el 10% del mercado mundial.

La preocupación alcanza también a representantes de los gobiernos. Hoy en día, varios países utilizan en su sistema público o privado de salud las llamadas smart cards, para garantizar la seguridad de su sistema.

Las smart cards for HealthCare (tarjetas con chip para el área de salud) aportan diversos beneficios a los ciudadanos. Se puede afirmar que al menos el 70% de los problemas como: desvío de medicamentos, fraude en la administración, transferencia ilícita de asignaciones, demora en la atención en los hospitales públicos, se eliminaría con la adopción de esta tecnología.


    Arnaud Laurans

    Arnaud Laurans

    Salud de primera

    Columnista