Chile el Estado espartano: Una nueva ley armamentista

El gobierno de Sebastián Piñera acaba de derogar la ley que asignaba a las fuerzas armadas chilenas el 10% de las ventas del cobre y la ha reemplazado con una nueva ley que perpetúa el armamentismo chileno.

| 25 junio 2012 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 4.9k Lecturas

Más datos

Con esta nueva ley espartana, Chile convertirá la disuasión que ejerce ahora sobre el Perú en algo institucional, es decir, en un componente estratégico permanente de sus relaciones con nuestro país.
4964

Esta nueva ley fija los gastos de adquisiciones de armamentos en presupuestos plurianuales de cuatro años con un monto calculado sobre el valor de las ventas del cobre, durante el periodo 2006-2010, donde los precios fueron los más altos.

Debido a los buenos precios durante ese periodo Chile obtuvo 15 mil millones de dólares y asignó para comprar armas el 10% de esta suma, es decir, 1,500 millones de dólares.

Ahora, con la nueva ley se asignará una suma que no puede ser menor del 70 % de estos 1,500 millones de dólares. Todo esto hace que se perpetué una asignación muy alta para adquirir armas, inclusive si los precios del cobre son bajos.

Esta nueva ley además privilegia el presupuesto militar sobre todos los presupuestos nacionales sectoriales de Chile. Ni salud, educación o vivienda, ni ningún otro sector, tienen un presupuesto de cuatro años y con asignaciones determinadas por los precios históricos mas altos del cobre.

El gobierno de Piñera, a pesar de la protesta social que hoy vive su país, ha privilegiado el gasto militar sobre el gasto social. Sin importarle además que Chile, con un índice Gini de 52.1 de desigualdad social, este hoy entre los 15 países mas desiguales del mundo. (*)

Esta nueva ley militarista tiene además visos antidemocráticos, ya que ningún gobierno chileno en el futuro podrá escoger su gasto de defensa, puesto que este estará siempre predeterminado para no ser menor del 70% de lo asignado durante la bonanza del cobre. Como dice, el ex ministro de hacienda chileno, Andrés Velasco, este privilegio militarista no existe en ninguna sociedad democrática del mundo.

La nueva ley ya fue adoptada por una gran mayoría en la Cámara de Diputados y pasará al Senado donde seguro será aprobada

Y así Chile se convertirá definitivamente en un paranoico estado espartano. Cuya relación con sus vecinos se enfocará bajo el criterio de hegemonía militar expresado en esta nueva ley que está, sin dudas, inspirada en su famosa hipótesis de guerra simultanea con el Perú, Bolivia y Argentina llamada: “HV3 MAXIMA” (Hipótesis Vecinal 3 Máxima).

Con esta nueva ley espartana, Chile convertirá la disuasión que ejerce ahora sobre el Perú en algo institucional, es decir, en un componente estratégico permanente de sus relaciones con nuestro país.

La intención de esta nueva ley de adquisiciones de armas es disuadir permanentemente al Perú, no solo de acciones militares sino también de acciones políticas, económicas y comerciales, que un gobierno chileno en el futuro interprete como hostiles a los intereses nacionales de Chile.

Así, esta nueva ley ayudará a consolidar la actual relación estratégica chilena -peruana que es norte-sur, similar a la de Estados Unidos con México, donde el Perú pone los trabajadores emigrantes y Chile pone las inversiones garantizadas bajo el manto de su permanente poder de disuasión.

Ante esta nueva ley armamentista, ya es tiempo que el Presidente Ollanta Humala libere al Perú de la pobreza estratégica de la actual política de defensa nacional que no proyecta ninguna capacidad disuasiva creíble. El Presidente debe asumir plenamente su rol de comandante en jefe de las fuerzas armadas, y con el asesoramiento del Comando Conjunto y de militares y civiles calificados, tiene que dotar al Perú de un ingenioso sistema de defensa, que sin ser paritario al poder militar chileno, proyecte credibilidad suficiente para disuadir la constante pretensión del militarismo chileno de dominarnos.

Solo así se garantizará la paz con Chile y también solo así será posible en el futuro negociar, con nuestro espartano vecino, un verdadero acuerdo de control de armamentos que de seguridad y confianza mutua a ambos países.

(*) Inclusive Chile tiene mucha mayor desigualdad social que el Perú, cuyo índice Gini, es de 46.0 (*) CIA The World Fact Book. Gini Index.

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | |


...