Chiclayo, I love you

Alejandro Toledo debe estar libando un whisky on the rocks en algún paraje del planeta, seleccionando en su iPod el ‘Amor, Amor’ de los Gaitán Castro, para acercarse a la máxima expresión de la belleza policíaca que dio su pasado gobierno, Lady Bardales. El ex presidente, con su autóctono perfil, desafió abruptamente a los cuatro vientos y vio más allá de lo evidente; concentrándose en Chiclayo, la perla del norte, tanto que chocó con la botella verde de un chamán pasado de vueltas y en vez de traer la dicha a la familia Bardales, el muy tarado, llevó a seis policías. Los agentes tocaron la puerta a las 3 y 14 de la madrugada. Toledo dice: “Qué color, qué diseño o decorado de seda, con ligas, tanga, con hilo o mata pasión usaba Lady como lencería mientras ocurría el arresto”. El corazón solitario de la moza de 26 años seguirá latiendo fuerte en los oídos de Alejandro, que se debe de morder los labios en algún paraje del planeta, alejado de los calzoncitos bajo un tendal cerca de la playa en el balneario de Pimentel. Lo cierto es que Lady tendrá que explicar su mina patrimonial. Sostiene que su ex pareja, un israelí misteriosamente eliminado, la mantenía. Mientras las hijas del ex mandatario, una afrancesada Chantal va al cine a ver ‘Paris, I love you’ y Zaraí camina por algún Cinemark comiendo canchita, la Bardales, ex escolta de Eliane Karp y ahora convicta, según las viperinas lenguas, molería a patadas a las mismísimas Angie Jibaja y Mamalú, si se burlasen de las dotes excepcionales de su cholo power recordado.

Por Diario La Primera | 03 jul 2008 |    

 


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe