CGTP respalda a Susana Villarán

La controvertida decisión del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de convalidar la cuestionada recolección de firmas para revocar a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, demuestra el grado de corrupción que impera en diversos estamentos del Estado, los cuales se ponen a disposición de los intereses de los grupos de poder económicos interesados en seguir lucrando con el caos, el desorden, el robo, la delincuencia y hasta con el asesinato.

| 02 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 795 Lecturas
795

El jurado ha concluido una nueva etapa de la brutal campaña contra Susana Villarán que empezó desde su elección. Cabe resaltar que la autoridad edil en sus dos años de gestión ha sido víctima de constantes y viles ataques por parte de sectores políticos que se catalogan de democráticos y de supuestos periodistas que usando la mentira y la desinformación han buscado desacreditar los logros de una administración progresista, que propugna el cambio y viene ejecutando lo que prometió, como la reforma del transporte y reordenamiento del comercio al mayoreo realizado desde hace años en La Parada.

En el caso del transporte, los limeños somos conscientes de la manera salvaje como se maneja por parte de un grupo de supuestos empresarios que lucran con la precarización de dicho servicio público, además de atentar contra la dignidad humana de pasajeros, choferes y cobradores. La actual gestión municipal ha emprendido una profunda transformación de dicha actividad para satisfacer con calidad las exigencias de una ciudad en crecimiento económico y poblacional priorizando los intereses de las familias por encima de las mafias, que en dos años han promovido nueve fracasadas paralizaciones.

Asimismo, la decisión de reemplazar a La Parada por Santa Anita como Mercado Mayorista ha desnudado una serie de alianzas antidemocráticas, como el caso de la delincuencia y los comerciantes respaldados políticamente por sectores vinculados al Fujimorismo, APRA y Unidad Nacional (PPC), quienes a través de sus operadores buscan desacreditar una medida municipal que es reconocida en todo Lima. Con el inicio del desalojo de La Parada empieza el mejoramiento de la provisión de alimentos a las familias con higiene, mejores precios y principalmente brindando a toda la cadena de comercialización una utilidad económica razonable, rompiendo así las relaciones mafiosas que dominaban el exmercado mayorista.

También debemos reconocer de la gestión de Susana Villarán su decidida lucha contra la corrupción y el respeto a los derechos humanos y laborales de los trabajadores. La alcaldesa ha conseguido en dos años mucho más de lo realizado por uno de los supuestos beneficiarios de la revocatoria y posible impulsor, el exalcalde Luis Castañeda.

Por este motivo, la Confederación General de Trabajadores del Perú reitera su respaldo a la alcaldesa y convoca a todos los limeños y limeñas a consolidar un solo frente contra los corruptos que pretenden detener los cambios y proteger a las mafias que se benefician con el continuismo. En ese sentido, la consulta del 17 de marzo es una nueva oportunidad para profundizar los cambios políticos y económicos que se vienen dando en nuestra capital con el fin de lograr justicia social para todos y todas.

Al conmemorarse el 5 de noviembre el Día del Trabajador (a) Municipal brindamos nuestro saludo a los miles de servidores públicos que laboran en los municipios del país.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista