César Cueto

Leía la entrevista que le hizo Paco Moreno a César Cueto en su reciente libro “Gente como uno” y saqué la conclusión del porqué el denominado “Poeta de la Zurda” no triunfo en Europa siendo uno de los mejores jugadores peruano de nuestra historia.

Por Diario La Primera | 23 jul 2012 |    

La primera vez que entrevisté a Cueto fue en 1993. Era joven y me había deleitado con sus jugadas en la selección. Si bien no era mi ídolo, había un gran respeto y entrevistarlo en ese tiempo que me iniciaba en el periodismo era todo un suceso.

Pero la entrevista fue tensa. Cueto me contestaba a la defensiva y me desafiaba. Francisco Cairo me contó exactamente lo mismo cuando también le hizo su primera entrevista por los 90’.

Paco me dice que Cueto fue gentil. Que su clave fue hablarle primero de su religión y eso hizo amena la entrevista. Cueto no brillaba en sus primeros años. Era un buen jugador, pero el nivel que alcanzó en los años finales de su carrera lo hizo inmortal para la mayoría de peruanos.

Sin embargo, muchos que no lo vieron preguntan por qué no triunfó en el marco internacional ya que no viajó a Europa.

Cueto jugó en Colombia y lo hizo en gran nivel. Pero no pudo irse a Europa como Cubillas, Sotil y Uribe. Creo que en una de sus respuestas de Cueto frente a Paco Moreno está la respuesta a la incógnita. Y es que dice Cueto que el fútbol no era un trabajo sino una diversión y que salía a divertirse en la cancha.

Es la misma respuesta del técnico de la selección danesa en el mundial de México 86’, y del mismo Francisco Maturana en el mundial de 1994. Y ya sabemos qué les pasó a ambos por mandar a sus equipos a “divertirse”: quedaron eliminados.

Uno puede disfrutar su trabajo, pero no divertirse. Eso ya no es serio y el fútbol competitivo lo es.

Con mayor seriedad y compromiso, César Cueto realmente hubiese sido un jugador de talla mundial que nunca fue. Sólo local (y Colombia).

Referencia
César Cueto

    Ivlev Moscoso

    Ivlev Moscoso

    Opinión

    imoscoso@diariolaprimeraperu.com