Cecilia Chacón

Indignada, la aún legisladora Cecilia Chacón grita como Fujimori: “¡Soy inocente!”. Sin embargo, ni siquiera Raffo ni Kenji le creen. Keiko tampoco pone las manos al fuego por ella.

| 18 octubre 2012 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 645 Lecturas
645

En realidad, ni ella cree en sí misma por la sencilla razón que está mintiendo. Cuando Walter Chacón, su padre, era uno de los generales favoritos de la dictadura del dúo perverso Vladi-Fujimori, Cecilia era la hija favorita del general, la que tenía que lavar el asunto para evitar el roche. La señorita de los rulos tercos acumuló 972,316 dólares entre 1992 y 2000 que, en el juicio, no pudo demostrar que fue limpiamente ganado. Obviamente no le cayó del cielo tanto dinero. Tampoco lo ganó como mesera en el país del Tío Sam ni se sacó la lotería. La justicia la condenó a cuatro años de prisión suspendida por complicidad en enriquecimiento ilícito. Ayudó a su padre. Asimismo, la justicia la inhabilitó por un periodo de tres años para ejercer cualquier cargo público y dispuso el decomiso de sus propiedades por un valor de dos millones de soles. Una corrupta debe ser inhabilitada de por vida. En fin. Ella dice que es inocente; pero Fujimori decía lo mismo y ahora está pidiendo perdón. La señorita debe dejar el Congreso, pero sus amigos, es decir, los amigos de Yanacocha, tratan de salvarla. ¿Amigos de Yanacocha? Sí. Existe una ONG llamada Reflexión Democrática que fue financiada por la minera a fin de que juntara a varios postulantes al Parlamento para prepararlos con el fin de que hicieran una buena labor en el Congreso. Cecilia Chacón se ha convertido en el botón de muestra del grupo. Cecilia es un joyita de Lambayeque, acuariana de 1971, que en las últimas elecciones para el Congreso, se equivocó adrede en su hoja de vida y puso que había nacido en Cajamarca con la intención de conseguir votos. Fue elegida por los cajamarquinos y cuando saltó el tema Conga, viajó a todos lados, salvo a Cajamarca. Los lugareños la han apodado “Miss Yanacocha”, pero es una broma perversa y una ofensa sin nombre para las señoritas de la zona. Ella es “Miss Corrupción”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

0.628164052963