Carlos “Kukín” Flores

Más de uno me preguntó si valía la pena llamarlo. Yo lo tomaba con pinzas. No es que se trate de un mal jugador, por el contrario. Carlos Flores fue en su momento el más técnico del fútbol nacional. Pero a los 36 años ya me parecía absurdo. Sin embargo, pudo ser cierta su convocatoria, pues hace dos años jugó en Universitario recomendado por José del Solar. Es decir, el mismo técnico de la selección.

Por Diario La Primera | 03 oct 2008 |    

Yo lo conocí cuando llegó a la “U” en 1995. Me gustaba su carácter, pues siempre apuntaba a ganar. Y cuando perdía era picón. Más de una vez se amargó por alguna nota que sólo contaba su desempeño dentro del campo. Yo no quito, ni regalo, ningún adjetivo.

Pero así es él. Más de una vez, Flores tuvo la oportunidad de jugar en un equipo grande. Y la desperdició. Siempre era la misma historia. Lo presentaban con bombos y platillos y luego salía por la puerta falsa.

Por eso, llamarlo a la selección por sus buenas actuaciones en la Copa Sudamericana, me parecía un riesgo.

Y así fue. Hoy nadie puede señalar a Carlos con precisión. Porque lo que se sabe es que no fue a entrenar dos días. Y dicen que no quiso aplicarse la vacuna para viajar a Brasil. Algo muy difícil de creer.

El técnico Alzamendi no quiso precisar cuál es la razón de la ausencia de Flores para el choque ante Palmeiras. Lo que se diga, seguramente, el jugador saldrá a desmentir y se amargará con la prensa.

Hace tiempo una psicóloga me dijo que los hombres no cambian. Que pueden intentar maquillar conductas, pero con el paso de los años, el carácter se endurece más.

Creo que Flores y otros muchos jugadores que no tuvieron una vida profesional adecuada, es muy difícil que cambien.

Pensar que Flores puede ser solución para Áncash o la selección ya es improbable. Su buena técnica aún lo puede llevar a realizar aceptables partidos, pero en el fútbol peruano.

Solano me dijo que cuando sea técnico de fútbol lo llevará como asistente técnico. Ñol lo quiere mucho y quizás sea su última oportunidad, no para cambiar pero sí por lo menos para ordenarse más.


    Ivlev Moscoso

    Ivlev Moscoso

    Opinión

    imoscoso@diariolaprimeraperu.com