Capitalismo salvaje

Es lo que vivimos hoy en nuestro transporte terrestre, a raíz del artículo publicado en LA PRIMERA, el día domingo, por nuestro colaborador, Luís Ramírez U., podemos sustentar en forma más transparente lo que viene sosteniendo Rompemuelles tiempo atrás, sobre como interactúan en esta cadena económica varios actores y que nace de una concesión otorgada por “papá Estado” a personas que “representan el rol” de empresarios del sector, para cobrar “cupos” a otros personajes que son los propietarios de las unidades de producción (vehículos de transporte, combis, microbuses, ómnibus etc.). Estos señores a su vez entregan sus unidades a choferes y cobradores para se encarguen de “generar el dinero en la calle”.

| 17 noviembre 2009 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 418 Lecturas
418

Las prestaciones sociales (seguro de salud), salarios registrados en planillas, vacaciones justas y legales, las horas de trabajo máximas que todo ser humano puede realizar sin comprometer a futuro su estabilidad emocional y salud física, CTS, horas extras, beneficios al final del ejercicio si los hubiera (se le denominan utilidades), capacitación profesional permanente, exámenes permanentes de psico sensometría para evaluar sus aptitudes para la conducción…en un 85%. NO EXISTE. Si esto no existe ¿ante qué clase de sistema estamos? Y más aún, cuando nos referimos al transporte terrestre público que tiene vinculación directa con la movilización de personas en la ciudad y en las carreteras (se trata de seres humanos) que deberían tener las mayores exigencias y control de parte del Estado, gran responsable del salvajismo que viene ocurriendo ya que esta situación sí es del conocimiento de las autoridades y no vemos acciones contundentes para extirpar de raíz el problema central. Continuaré. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle